Dermatología Solidaria

Consultas de dermatología con niños en Nicaragua

Leyre Aguado Gil
Dermatóloga
1967
Lunes 13 de Marzo del 2017

Lo primero que te llama la atención al llegar a Nicaragua es la pobreza y la escasez de medios en todas partes.

Calles sin asfaltar, casas hechas de chapas y alambres, falta de agua corriente y cortes de luz.

Es muy llamativo ya que es un país con paisajes preciosos y playas muy bonitas, pero todavía no reciben muchos turistas y hay escasez de trabajo y de medios.

Yo pasé un mes allí colaborando con la ONG Infancia sin fronteras. Se encargan de construir escuelas y de proporcionar educación y comida a los niños que están apadrinados.

Además, también realiza otros programas de ayuda a adultos. Los niños apadrinados también tienen acceso a un médico, pero la atención especializada es cara, y el acceso a medicamentos todavía más difícil.

Varias veces al año, médicos de distintas especialidades colaboran con esta ONG, llevan material y medicamentos, y durante su estancia, atienden a niños y mayores, realizando cirugías o consultas especializadas que no son posibles allí por la falta de medios.

Antes de irme, realizamos una colecta para reunir medicamentos parcialmente usados que pudieran ser útiles allí. Gracias a esas cajas, pudimos tratar muchísimos pacientes.

Parece increíble, pero allí a veces no se puede operar a alguien simplemente porque no hay gasas, y comprar un antibiótico, un antifúngico, o un tratamiento para la escabiosis es algo que la mayoría de la gente no se puede permitir…

Gracias al soporte que da la ONG, es posible reunir medicamentos y enviarlos, o colaborar a resolver casos a distancia.

Noticias Relacionadas