Estética

Eliminación de tatuajes por dermatólogos

Agustín Viera Ramírez
Dermatólogo
1194
Jueves 4 de Febrero del 2016

Hay un incremento en la demanda social de eliminación de tatuajes mediante láser. Los láseres que se utilizan son láseres ultrapulsados con tiempos de disparo de nanosegundo o picosegundo (milmillonesimas o billonesimas de segundo).

La reciente aparición de éste último, el láser en picosegundos, ha aumentado la satisfacción global y la eficacia de resultados.

Los láser utilizados para eliminar tatuajes generan una destrucción del pigmento introducido, observándose como resultado una herida en la piel que debe ser cuidda y tratada para evitar sobreinfecciones y secuelas como cicatrices o manchas.

Por ello son herramientas de tratamiento médico y mientras más conocedor sea el médico de las características de la piel mejores resultados se obtendrá. Por ello, que un dermatólogo elimine su tatuaje mediante láser es una excelente opción. Por otro lado, distintos estudios científicos resaltan e insisten en el riesgo sanitario que supone la eliminación de tatuajes con láser cuando es realizado por no dermatólogos.

Se enfatiza en estos estudios, la importancia que supone el diagnóstico de las lesiones pigmentadas que se encuentran en el interior de los tatuajes y el riesgo que supondría el que fueran tratadas con un láser de tatuaje. El láser es una herramienta de tratamiento y previo a su utilización, se precisa un diagnóstico exacto de lo que se desea tratar. El uso de láser en lesiones pigmentadas o en áreas donde las hubiese sólo debe ser realizado tras haberse descartado todo signos de atipicidad.

El error es diagnóstico en todos los casos publicados de melanoma en un tatuaje tratado con láser. Previo a la eliminación de un tatuaje con láser, la piel debe ser examinada y las lesiones pigmentadas existentes evaluadas con dermatoscopia.

El tratamiento con láser de tatuaje de lesiones pigmentadas que se encuentran en el interior del dibujo elimina la pigmentación de las mismas y hace muy difícil su valoración y seguimiento.

La dermatoscopia o epiluminiscencia es la prueba diagnóstica no invasiva más sensible y específica en el diagnóstico precoz del melanoma. La dermatoscopia es una prueba diagnóstica que regularmente relaizan los dermatólogos y que precisa formación debe específica.

La presencia de signos de atipicidad en la valoración dermatoscópica de lesiones pigmentadas en un tatuaje recomiendan la extirpación y el estudio histológico de la lesión El estudio histológico de lesiones pigmentadas previamente tratadas con láser de tatuaje genera cambios celulares que dificultan de forma importante el diferenciar benignidad/malignidad.

Los tatuajes también generan dificultad en la valoración del ganglio centinela, la principal prueba diagnóstica y pronostica de evaluación de diseminación y estadiaje del melanoma. El pigmento del tatuaje puede mimetizar enfermedad metastásica al encontrarse también en los ganglios En beneficio de la población y con el objetivo de reducir el riesgo de errores diagnósticos de melanoma, consideramos que existen suficientes argumentos científicos que recomiendan que sólo se permita eliminar tatuaje con láser a dermatólogos y que en caso de que sea un sanitario quien lo realice, previamente deba exisitir un informe dermatológico.

El análisis de toda la evidencia científica existente recomiendan que la eliminación de láser de tatuajes se realice sólo por dermatólogos. Se evita de esta forma la posibilidad de tratar erróneamente lesiones pigmentadas que sean o evolucionen a melanomas.

Cada año aumentan un 10 por ciento los casos de melanoma en España, El melanoma es el cáncer cutáneo más agresivo El melanoma afecta en mayor medida a la población a partir de 50 años y con piel blanca, se está observando una prevalencia cada vez mayor en gente joven y con piel morena. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cifras de cáncer cutáneo se triplican cada década.

Noticias Relacionadas