Estética

¿Qué es un láser dermatológico?

Agustín Viera Ramírez
Dermatólogo
1194
Míercoles 3 de Febrero del 2016

Un láser es un dispositivo que emite luz monocromática, de una sola longitud de onda. La luz es energía electromagnética que se transmite en forma de ondas de distintas longitudes. Parte de esta energía electromagnética es luz visible y parte luz invisible. Es fácilmente identificable las distintas longitudes de ondas de la luz visible al ver el arco iris. Cada color del arco iris es una las longitudes de onda en las que se divide la luz visible.

Un láser es un dispositivo que emite sólo una  longitud de onda, a diferencia de la luz no láser, y que concentra toda la energía en un solo punto, no dispersándose. Cada longitud de onda (cada láser) tiene especial afinidad por un elemento de la piel: melanina, agua, hemoglobina, color de un tatuaje…

En definitiva, un láser dermatológico es una herramienta de destrucción selectiva. Descarga toda su energía de forma selectiva donde nos interesa sin dañar las estructuras de alrededor. Es eficaz y selectivo.

La luz láser cada vez que se emite, “viaja” a través de la piel hasta encontrar el elemento por el cual su longitud de onda tiene especial afinidad. Una vez alcanzado “su objetivo” descarga su energia en él, sin dañar las estructuras de alrededor. Obtiene, en definitiva, sus resultados gracias a su longitud de onda, intensidad de energía emitida, tiempo de disparo y tamaño del disparo.

“No existe un láser para todo”. Cada láser sirve para cumplir una sóla misión.

Uno elimina los acúmulos de melanina que conforman las manchas solares (láser 532nm ultrapulsado o de 755nm en picosegundos), otro destruye las células madre responsables de la formación del pelo (láser diodo de 810nm o alejandrita de 755 nm), hay láseres que destruyen de forma controlada las células cutáneas hasta una profundidad determinada al actuar sobre el agua de las células (láser CO2 de 10.600 nm, láser Erbio:Yag de 2.940nm) , otros eliminan, al actuar sobre la hemoglobina de los vasos anguíneos (Láser Neodimio:Yag de 1.064nm de pulso largo), tatuajes (Neodimio:Yag ultrapulsado, alejandrita ultrapulsado en picosegundos), etc


Surgen nuevos láseres que van dirigidos a nuevos elementos de la piel como a las células del tejido graso, favoreciendo su destrucción o hacia el colágeno de la dermis, obteniendo su contracción mediante el calentamiento. La evolución de la tecnología láser va dirigida hacia la obtención de longitudes de onda que sean muy selectivas para determinadas estructuras de la piel y obtener formas de que no se pierda energía en el “recorrido”  hasta el órgano diana.

Esto se ha obtenido con los láseres de longitud de onda de 1440 nanómetros, con una excelente afinidad por la célula grasa y por el colágeno que se administran introduciendo una fina cánula en la piel. Con estos nuevos láseres se obtienen actualmente resultados espectaculares en la celulitis, eliminación acúmulos grasos, exceso de sudor axilar y se consigue la mejoría de la flacidez del tercio inferior facial.

Otro de los campos de desarrollo de la tecnología láser es la mejoría la segunda capa de la piel, la dermis sin destruir la primera, la epidermis. El objetivo sería mejorar los signos de envejecimiento producido por el deterioro del colágeno (arrugas, cicatrices, estrias) sin el prolongado tiempo de recuperación y los posibles efectos de cicatrización o pigmentación que conlleva aportar calor a la dermis, regenerando el colágeno tras destruir la epidermis.

Este objetivo que se ha buscado con múltiples dispositivos, siendo sólo parcialmente exitoso, se consigue con la longitud de onda de 1540 nanometros o erbio:Glass

Existen nuevas indicaciones de láseres ya conocidos y que aprovechan la capacidad de corte y coagulación, el menor sangrado y la mejor cicatrización del uso de láseres ablativos. De esta forma se han ido incluyendo láseres de corte y coagulación en el tratamiento de determinados procesos que anteriormente se solucionaban con cirugía tradicional:  la cirugía periocular, la cirugía nasal o el rejuvenecimiento genital

La luz pulsada no es un láser. Es un dispositivo que emite luz multicromática, de distintos colores y que es absorbida por distintos elementos de la piel. Los dispositivos médicos utilizan filtros de corte para ser más selectivos. Es especialmente útil en la mejora de la pigmentación facial, especialmente cuando haya varias tonalidades de color, en la mejora de las dilataciones vasculares superficiales sobre todo cuando se observa un enrojecimento difuso y en la eliminación de pelo fino.

La cosmética efecto láser no existe. Se utiliza el prestigio social de la “marca láser” como herramienta de marketing mal entendida.

Noticias Relacionadas