Estética

Decálogo para una fotodepilación segura

Redacción FPS
Comunicación
0
Míercoles 5 de Octubre del 2016

Debe entenderse que nunca se obtiene una depilación definitiva del 100% del vello (un buen resultado es una alopecia definitiva del 85%), y esto es particularmente importante en el caso de los hombres, en que los resultados son más lentos y más pobres que en las mujeres.

Conviene tener en cuenta las siguientes consideraciones:

 

  1. Escoger un centro médico. Lo ideal es que la depilación sea realizada por dermatólogos, o al menos supervisada por un dermatólogo, pues son los expertos en piel por definición.
     
  2. En la primera visita debe practicarse: una buena historia clínica, una exploración dermatológica y una información exhaustiva que incluya la firma de un consentimiento informado.
     
  3. Informar al profesional de si se padece alguna enfermedad fotosensible (que pueda empeorar con la luz) o si se consumen fármacos (algunos fotosensibilizan y son incompatibles con el láser).
     
  4. El láser puede precipitar brotes de herpes. Conviene hacer profilaxis frente al herpes (que ha de ser prescrita por un médico) en los pacientes que lo padezcan (tanto herpes labial como genital, en los pacientes que vayan a depilarse el bigote o las ingles).
     
  5. La presencia de vello en las mujeres en zonas donde habitualmente lo poseen los hombres se llama hirsutismo y puede ser el signo clínico de alteraciones hormonales varias. Esta condición obliga a un estudio médico más completo. Además, mientras la alteración hormonal persista, el resultado de la depilación no será óptimo.
     
  6. No depilarse con sistemas de arrancamiento del vello (cera, pinzas...) desde un mes antes de acudir a la sesión de depilación. No hay problema en usar cuchilla o crema depilatoria. En cualquier caso, conviene tener algo de vello en la primera visita, para que el experto pueda evaluar sus características.
     
  7. No acudir bronceado; esto aumenta significativamente el riesgo de tener efectos secundarios y además limita la efectividad de la sesión depilatoria. En ciertas localizaciones y en pieles muy pigmentadas puede ser aconsejable usar cremas despigmentantes antes de iniciar la depilación.
     
  8. No tomar el sol sobre la zona depilada o usar fotoprotección estricta durante un mes tras la depilación; de esta manera se limita el riesgo de que aparezcan manchas.
     
  9. Los dispositivos de depilación suelen ser dolorosos y el uso de anestesia tópica (en crema) es recomendable. Debe ser prescrita por su médico, que le informará además de cómo aplicársela de forma correcta.

Noticias Relacionadas