Estética

Drogas y alcohol, efectos sobre la piel

Julián Conejo-Mir Sánchez
Dermatólogo
448
Viernes 9 de Septiembre del 2016

Consumo de Drogas

Aunque los efectos nocivos mas importantes de las drogas afectan al comportamiento (alucinaciones e ilusiones) y al sistema nervioso central (accidentes cerebro vasculares, infarto agudo de miocardio, crisis hipertensiva) también se extienden a la piel. Aunque todas las drogas producen efectos nocivos en la piel, la más usada y mejor conocida es la cocaína.

El abuso de la cocaína ahora es el problema mas rápido y creciente de la droga entre las clases medias.

Afectación de la piel por drogas:

  • La afectación cutánea es más frecuente en las drogas que se administran por vía parenteral (inyectadas). Tanto los abscesos como la celulitis aparecen en un 22% a 65% de los adictos a drogas que se administran de esta forma.
  • Existe mayor frecuencia de dermatitis seborreica y lesiones de hiperqueratosis en los dedos de las manos y en las palmas (la capa externa de la piel se engrosa y se vuelve dura y rugosa).
  • Cambio de la morfología de la cara, con una piel nasal rojiza, con telangiectasias y punta nasal mas achatada y hundida progresivamente.
  • Sensación de parásitos o insectos mordiendo, arrastrándose, quemándose o picando, y pueden excoriar su piel hasta que sangra.
  • El uso de la cocaína puede originar manifestaciones dermatológicas mas severas, como pseudovasculitis, urticaria, vasculitis de Churg-Strauss, el fenómeno de Raynaud, púrpura palpable, pustulosis exantemática generalizada aguda, úlceras cutáneas, picores, ampollas, urticaria, eritemas, verrugas en la mucosa nasal, etc.

Alcohol

El alcohol, sobre todo el destilado (whisky, ginebra, vodka, etc), produce al igual que el tabaco, envejecimiento prematuro de la piel. Las caras de las personas que consumen habitualmente dosis altas de alcohol suelen ser demacradas y evidentemente envejecidas.

Efectos sobre la piel:

  • Cuando una persona se hace alcohólica y desarrolla daño hepático, su piel se hace opaca y de un color pálido y amarillenta.
  • Aparecen infecciones de repetición, y se altera el sistema inmunológico.
  • Deprime la actividad osteoblástica y se asocia con alteraciones del metabolismo del calcio, fósforo y magnesio, además de alterar la síntesis de la vitamina D.
  • Disminuye la actividad del sistema circulatorio, requerida para la adecuada irrigación y nutrición de los tejidos.
  • Ulceras en piernas, sobre todo en diabéticos alcohólicos.
  • El envejecimiento que se presenta en las personas que consumen alcohol se acelera cuando esa ingesta se acompaña de trasnochar, exposición al humo del tabaco y, lógicamente, a las llamadas drogas duras.

Sin embargo, es aconsejable el uso habitual de vino tinto, en pequeñas dosis (1-2 copas/dia), que contiene resveratrol, un potente antioxidante.

Noticias Relacionadas