Estética

Lipofilling para rejuvenecimiento facial

María Jesús Suárez Valladares
Dermatóloga
2591
Martes 10 de Enero del 2017

El envejecimiento facial es un proceso complejo, en el que participan la pérdida de elasticidad de la piel y la atrofia del tejido adiposo y óseo, lo que origina un descolgamiento tisular de la piel y la atrofia del tejido adiposo y óseo, lo que originará un descolgamiento tisular y como consecuencia  la aparición de pliegues y arrugas.

Existen muchos tratamientos como la toxina botulínica, los rellenos o los hilos tensores cuya finalidad es retrasar o suavizar este envejecimiento; cada uno con un objetivo y una indicación específica.

En los rellenos faciales con grasa o lipofilling, se utiliza tejido adiposo autólogo para reponer los tejidos de sostén y mejorar el contorno facial.

Tiene varias ventajas, como el uso de células adiposas con un gran potencial regenerador por aportar factores de crecimiento, además mejoran la textura de la piel, la pigmentación y las cicatrices.

Otra es la disponibilidad, ya que, generalmente podemos disponer de grandes volúmenes para corregir atrofias importantes. Además suele tener una duración de 3 años aproximadamente.

Conclusión:

Es una técnica de rejuvenecimiento facial, que produce un resultado natural, progresivo y con una duración mayor que otros implantes, además es poco traumática, barata y no tiene riesgo de rechazo.

El principal inconveniente es ser más laboriosa que los otros procedimientos.

Noticias Relacionadas