Estética

Lo último en dermatología estética

Redacción FPS
Comunicación
0
Míercoles 10 de Agosto del 2016

La Dra. Elia Róo ha explicado que “la combinación de toxina botulínica y materiales de relleno constituye el tratamiento más utilizado dentro de los distintos procedimientos estéticos que realizamos los dermatólogos”. Así, ha desarrollado que en las encuestas realizadas por la ASAPS (Sociedad Americana de Cirugía Plástica y Estética) los procedimientos estéticos no quirúrgicos han aumentado un 39% en los últimos cinco años.

Y ha especificado que “la toxina botulínica es, desde el año 2000, el procedimiento estético no quirúrgico más realizado seguido del relleno con ácido hialurónico. En concreto, en el año 2015 se realizaron en USA más de 4 millones de tratamientos con toxina botulínica (4.267.038) y más de 2 millones de rellenos (2.148.326)”.

Así, ha profundizado que “la preferencia por este procedimiento estético con toxina botulínica, tanto por los médicos como por los pacientes se debe a sus resultados satisfactorios y a presentar la mejor relación riesgo-beneficio”.  Además, ha resaltado que la novedad más destacada de este año:

El estudio de una nueva toxina botulínica tipo A: daxibotulina, todavía sin comercializar, que ha demostrado en los estudios clínicos una mayor duración respecto a las actuales con un menor riesgo de aparición de efectos secundarios.

Por su parte, el Dr. Bernabéu comenta el disbalance que se ha producido a lo largo de los últimos decenios entre nuestra genética, nuestro fototipo, nuestra forma de vida actual y una mayor esperanza de vida. Esto ha derivado en la aparición de nuevas demandas sociales y estéticas, nuevos riesgos para nuestra salud y nuevas enfermedades para nuestra piel. 

En este sentido, ha explicado que para entender la influencia que ejercen los hábitos de vida en la salud de nuestra piel tenemos que saber para qué está diseñada.

Nuestra piel es un órgano maravilloso súper especializado y modelado tras miles de años de evolución.

En el caso de las pieles claras su principal ventaja adaptativa fue la rápida activación del metabolismo de la vitamina D ante mínimas dosis de luz. A cambio perdió protección frente a la radiación ultravioleta y capacidad para proteger las reservas de folatos, claves para la reproducción celular y de células germinales.

Así, se ha remontado a la antigüedad viendo las principales diferencias:

“Nuestros antepasados europeos exponían muy poco su piel a la luz y su esperanza de vida era mucho menor. Nuestros actuales hábitos de vida, ocio y deporte al aire libre y una mayor longevidad son claves para dañar la piel y provocar daño a medio/ largo plazo. Asimismo, la alteración de nuestro ritmo circadiano por la exposición a fuentes de luz artificial, incluida luz azul, como la del día, el cambio climático, nuestro medio ambiente químico y la moda o los nuevos conceptos de belleza pueden poner a prueba la salud de nuestra piel, que debería durarnos sana toda la vida.

Por ello con nuestra Fundación Piel Sana y sus dermatólogos tenemos la obligación de informar sobre cómo proteger nuestra piel y tratar de que nuestro entorno sea el más saludable posible para ella.

El Dr. Pablo Boixeda de Miquel ha explicado que los “moratones” pueden eliminarse con láser en 24 horas. Los hematomas pueden eliminarse de forma inmediata (en 24h) con un tipo de láser selectivo que es absorbido por los glóbulos rojos.  Este tratamiento, ha recalcado, es “muy rápido y sencillo” de aplicar y es posible aplicarlo en cualquier fase de evolución del hematoma, así como en personas que puedan estar tomando medicación anticoagulante. 

Por su parte, el Dr. Jorge Soto ha tratado la investigación básica y ha explicado que la polución ambiental acelera el envejecimiento de la piel, induciendo manchas y arrugas. Para ello ha matizado que hay tres estudios recién publicados que demuestran que las partículas líquidas, sólidas y gaseosas que se encuentran en el ambiente como constituyentes de la polución generan en la piel cambios moleculares que la afectan mucho más de lo supuesto hasta ahora. Así que no sólo contra el sol, también contra estas substancias debemos defendernos, ha asegurado. 

El sol en cantidad correcta tiene beneficios contra la salud, estas ni uno, tampoco en la piel. Se combate reduciendo la exposición, reparando la barrera cutánea, con hidratantes específicas, con antioxidantes tópicos y antiinflamatorios. Un nuevo reto para la dermatología y la industria cosmética.

Noticias Relacionadas