Estética

Rejuvenecimiento facial con células madre

Miguel Sánchez Viera
Dermatólogo
878
Míercoles 1 de Marzo del 2017

La dermatología estética pasa por proporcionar a los pacientes resultados visibles de forma segura, rápida y con las menores secuelas posibles.

Al menos en su intención, las técnicas emergentes buscan obtener resultados similares a los que hasta ahora sólo se podían conseguir con procedimientos quirúrgicos, pero sin hacer pasar al paciente por el quirófano.

Las nuevas técnicas mínimamente invasivas aplicadas a la estética corporal son un claro ejemplo: microinyecciones, microliposucción, combinación de diferentes fuentes de energía como láser, radiofrecuencia, ondas de choque, criolipólisis, ultrasonidos, etc. que pretenden reducir volumen, celulitis o flacidez (dependiendo de las necesidades de cada paciente) a la vez que el paciente puede integrarse inmediatamente a su rutina diaria y con pocos efectos secundarios (dolor, hematomas, edema, etc.).

Buena onda

Aunque los resultados comienzan a ser interesantes, aún continua la búsqueda de la longitud de onda óptima para inducir lipolisis y mejorar la flacidez con láser.

Las microinfiltraciones de nuevas soluciones lipolíticas (intralipoterapia) con deoxicolato sódico y similares, para el tratamiento de las adiposidades localizadas, es una de las técnicas en dermatología estética que más interés está despertando.

La intralipoterapia consiste en aportar estas sustancias mediante aguja fina hasta el tejido adiposo produciendo una reacción inflamatoria, de forma que la grasa es eliminada progresivamente y de forma natural por el sistema linfático. Es una técnica de futuro, que irá desarrollándose con sustancias cada vez más eficaces y seguras.

Snif, snif!

Un área de creciente interés y futuro prometedor es la del rejuvenecimiento con microinjerto de grasa o microinyección. El desarrollo de la técnica y la nueva instrumentación está permitiendo el avance hacia lo que se denomina SNIF (Sharp Needle Intradermal Fat Grafting) o el Nanofat, que persigue la inyección de células madre mediante mesoterapia en rejuvenecimiento facial.

La combinación de radiofrecuencia y ultrasonidos, dos técnicas utilizadas anteriormente por separado, también ha demostrado que obtiene magníficos resultados minimizando los daños. Esta técnica, además, puede ser utilizada para tratar la flacidez, al estimular la generación de nuevo colágeno y elastina, y combatir las adiposidades localizadas y la celulitis al conseguir (células grasas) sin dañar la delicada estructura de la piel.

 

 

Noticias Relacionadas