Estética

Todos queremos estar más jóvenes

Redacción FPS
Comunicación
0
Míercoles 30 de Marzo del 2016

Fuente: Dermactual de la AEDV. Entrevista a la Dra. Ana Flórez-White del CILAD.

El envejecimiento, además de por motivos genéticos, está producido por la exposición a factores ambientales, entre los que destaca la exposición a la radiación solar. Hasta hace poco se pensaba que, de las diferentes radiaciones emitidas por el sol, la única implicada en el daño sobre la piel era la radiación UV. Sin embargo, numerosos estudios clínicos demuestran que, no sólo ésta produce especies reactivas de oxígeno (moléculas inestables que atacan a las estructuras de nuestra piel dando lugar a una cadena de oxidación que puede incluso alterar el ADN de las células), sino también la radiación visible y la radiación IR (Infrarroja, sobre todo la IR-A) juegan un importante papel en el fotoenvejecimiento. Producen radicales libres y mutaciones específicas en el material genético de las mitocondrias, acelerando este daño en la piel.

¿Son esenciales los antioxidantes de uso tópico?
Frente a esta agresión, nuestro organismo cuenta con sistemas de defensa específicos que neutralizan las radicales libres: antioxidantes endógenos. Sin embargo, no son suficientes para hacer frente a la cantidad de agresiones ambientales que sufrimos a diario, por lo que los antioxidantes de uso tópico son esenciales en la lucha contra el fotoenvejecimiento, sumándose a la acción de nuestros propios mecanismos de defensa y evitando así los signos del envejecimiento a la vez que corrigen los signos ya visibles (líneas de expresión, arrugas, manchas, etc.).

¿Cuál es el antioxidante más eficaz?
Es la vitamina C, que debe cumplir ciertos requisitos de formulación para asegurarnos de que penetra en la piel y ejerce esta función antioxidante. Estos requisitos son: estar formulado en forma de ácido L-ascórbico (otras formulaciones menos ficaces son Fosfato de Ácido Ascórbico, Magenesio, etc.), en concentraciones óptimas (del 10 al 20%) y en una solución con pH ácido (entre un 2 y un 3.5). Otros antioxidantes eficaces son la vitamina E, el ácido ferúlico y la phloretina. Además, la combinación de estos antioxidantes, confiere mayor estabilidad a la fórmula y aumenta la capacidad antioxidante de cada uno por separado.

¿Qué porcentaje de activo antioxidante queda en la piel?
Bien formulado, en torno al 80%.

¿Cuánto dura su acción y cuál es la fórmula perfecta para su aplicación? 
24 horas, habitualmente. Y, sin duda, la mejor textura es en sérum o en gel.

Noticias Relacionadas