Mi enfermedad

Aumento de las enfermedades de transmisión sexual

Agustín Viera Ramírez
Dermatólogo
1194
Míercoles 3 de Febrero del 2016

Las Infecciones de transmisión sexual (ITS) han aumentado en los últimos 10 años, tanto en nuestro país como en el resto del mundo.

Cualquier estrategia de prevención de esta realidad debe basarse en la información a la población de esta realidad, en la formación sobre las medidas eficaces de prevención y sobre  señales de alarma del problema y el diagnóstico y tratamiento precoz del problema

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la sífilis, la gonococia, las clamidias y las tricomonas afectan diariamente a más de un millón de personas, apareciendo cada año en torno a 340 millones de nuevos casos.

En España, la sífilis es una de las enfermedades que más ha aumentado ya que, en tan sólo diez años, los casos debidos a esta infección han llegado a alcanzar los 1.734, duplicándose así en tan sólo una década. Los casos de sífilis se han duplicado, mientras que, en tan sólo 15 años, las infecciones por el VPH se han triplicado entre las mujeres.          

El virus del papiloma humano afectaba, a finales de los años ochenta, a 55.000 hombres y 10.000 mujeres, mientras que 15 años más tarde el número de casos ha aumentado un 50% entre los hombres y se ha triplicado entre las mujeres.

El 30% de las jóvenes españolas con edades comprendidas entre los 19 y los 25 años han contraído el virus del papiloma humano (VPH).

La uretritis, tras diez años obteniendo cifras decrecientes, se ha observado que desde el año 2000 éstos han aumentado gradualmente tanto en hombres como en mujeres. Ambas son infecciones que afectan a la uretra, en el caso de los hombres, y al cuello uterino en las mujeres.

El aumento es debido a diferentes motivos:

Como son los cambios en las conductas sexuales (41% personas con relaciones esporádicas no usan preservativos). En los jóvenes españoles, el uso del preservativo en las prácticas bucogenitales y coito-anales es muy poco frecuente entre las jóvenes españolas de 14 a 24 años.

Cerca del 80% reconoce no utilizar nunca el preservativo con sus parejas ocasionales cuando mantienen relaciones de sexo no vaginal.

Cifras como estas demuestran que las adolescentes y jóvenes de nuestro país utilizan el preservativo fundamentalmente para evitar embarazos y no para prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS). Otras causas que explican este aumento son los binomios alcohol y sexo o drogas y sexo, así como los fenómenos migratorios y los viajes al extranjero.

Se observa una reaparición de infecciones de transmisión sexual como el linfogranuloma venéreo, más común en países de climas tropicales y subtropicales, y que en España había desaparecido prácticamente.

Las enfermedades de transmisión sexual son de elevada contagiosidad. Por ejemplo el riesgo de contagio del VPH o herpes genitales del 70% con un único contacto.

Uno de los principales motivos del aumento de las Infecciones de trasmisión sexual es el desconocimiento de estar infectado (25% de los afectos por una ITS lo desconoce y produce un 50% de los contagios). En algunos casos, los síntomas no son fácilmente detectables. Por ello es fundamental que todos transmitamos la siguiente idea: “Si se reconoce algún síntoma o se tienen relaciones sexuales sin protección  fuera de la pareja es necesario acudir lo antes posible al médico de cabecera, a un centro especializado en ITS, o  dermatólogos”. 

Los síntomas que deben motivar la consulta:

Herida en zona genital en días posteriores a contacto sexual, secreciones, enrojecimiento mantenido, verrugas, ganglios en ingle, picores, molestias al orinar.

El dermatólogo es el médico especialista de las enfermedades de transmisión sexual.

En conclusión, el desarrollo de estrategias de prevención donde la información y formación es un elemento clave, así como el uso del preservativo en toda relación no estable y siempre en edades jóvenes y la consulta rápida al médico o dermatólogo cuando exista algún síntoma o duda.

Noticias Relacionadas