Mi enfermedad

El dermatólogo gana peso en el paciente hematológico

José Manuel Mascaró Galy
Dermatólogo
1388
Lunes 20 de Junio del 2016

El Simposio sobre enfermedad cutánea en el paciente hematológico del 44º Congreso de la AEDV fue coordinado por Teresa Estrach y José Manuel Mascaró. Participaron también Concepción Román y María del Mar Llamas.

Se repasaron aspectos tan diferentes como las manifestaciones cutáneas en leucemas y linfomas, las reacciones por efectos secundarios afármacos en estos pacientes, las gammapatías y otras manifestaciones de la enfermedad del injerto contra huésped en la piel del paciente hematológico.

"Consideramos que es importante que el dermatólogo conozca estos campos para diagnosticar a estos pacientes. muchas veces las lesiones en lapiel pueden dar la primera pista tanto de procesos relacionados con su enfermedad, con afectación cutánea específica o inespecífica, como las manifestaciones cutáneas en los pacientes trasplantados, en los que los reflejos en la piel, muchas veces son las iniciales y requieren una orientación diagnóstica y de tratamiento" explicó Estrach.

Poco conocido

Además, se trató un aspecto poco conocido: las lesiones en la piel de los pacientes con gammapatías monocolnales como el mieloma múltiple, amiloidosis o macroglobulinemia. La relación con el hematólogo  es fundamental para el manejo de estos pacientes y como indicó Estrach, el dermatólogo juega un papel  clave en el diagnóstico precoz.

Habitualmente nos llegan de interconsulta o que vamos a visitar cuando el pacientes está ingresado. A veces las lesiones en la piel pueden ser la primera manifestación de un proceso hematológico hasta entonces desconocido" recordó.

Muchas de las patologías asociadas que puede preentar el paciente hematológico se manifiestan con la aparición de lesiones cutáneo-mucosas existiendo un amplio abanico de expresiones, tanto en relación con la propia enfermedad como con los tratamientos que reciben estos pacientes, en especial los nuevos fármacos para el tratamiento de las leucemias, con mecanismos de acción muy diversos y que con frecuencia presentan reacciones cutáneas adversas, que el dermatólogo debe saber reconocer, evaluar y tratar.

Por otra parte, la enfermedad del injertocontra el huésped, que puede aparecer en pacientes sometidos a trasplantes hematpoyéticos, presenta en muchas ocasiones síntomas en piel y mucosas, hecho de crucial importancia para orientar la actitud terapéutica.

¿De qué manera dificulta este aspecto la orientación diagnóstica y el diagnóstico diferencial?

En muchos casos, el diagnóstico diferencial puede ser muy difícil, caso de erupciones cutáneas en el paciente trasplantado, que pueden ser debidas a una reacción del injerto del huésped, a una toxicodermia (son pacientes que suelen ser tratados con múltiples fármacos) o una infección vírica.

El dermatólogo puede ser fundamental para orientar el diagnóstico desde el punto de vista clínico, y confirmarlo por el estudio histopatológico.

¿Existen algunas manifestaciones cutáneas comunes en las diferentes patologías?

Muchas leucemias y linfomas presentan manifestaciones inespecíficas comunes como dermatosis neutrofílicas, infecciones víricas o bacterianas graves y vasculitis, entre otras, bien sea asociadas a fenómenos inmunes bien a inmusupresión relacionada con los tratamientos.

Noticias Relacionadas