Mi enfermedad

Una de cada cinco mujeres ha desarrollado alergia al níquel por el uso de pendientes

Redacción FPS
Comunicación
0
Jueves 31 de Marzo del 2016

La Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) advierte sobre los problemas alérgicos cutáneos en la actualidad, ya que las dermatitis de contacto alérgicas afectan al 1-2% de la población. Este problema puede afectar a cualquier persona, sin distinción de sexo o edad. Además, una quinta parte de las consultas realizadas en dermatología son por eczemas y el 20% de tipo alérgico. Los alérgenos más frecuentes en la población general son los metales, las fragancias, los conservantes de los productos de higiene o cosméticos y los tintes capilares.

En el caso de las mujeres, una de cada cinco ha desarrollado alergia al níquel por el uso de pendientes desde la infancia.

De esta manera, el sulfato de níquel se ha convertido en el alérgeno más frecuente en España.

Desde 2004 está en vigor una regulación europea que limita la liberación de níquel de los objetos que tienen contacto con la piel a 0,05 microgramos/cm2/semana. Este metal está presente en diversos artículos de bisutería, como por ejemplo los pendientes; además de en productos como jabones, detergentes, etc.

Por otro lado, la metilisotiazolinona, un conservante incluido en la elaboración de cosméticos y detergentes, también está produciendo una epidemia de alergias. La reacción a este producto podría provocar un eccema, y afecta aproximadamente del 6 al 8% de los pacientes europeos a los que se les realiza pruebas epicutáneas.

La alergia a fragancias es la segunda más frecuente en España, causa de eczemas crónicos, de difícil manejo y que alteran la calidad de vida del paciente. Muchos productos de higiene, de uso doméstico o cosméticos contienen perfumes y es muy complicado evitar el contacto. Los nuevos productos para teñir el pelo que están apareciendo en el mercado no incluyen parafenilendiamina, lo que reduce la reacción a los tintes, frecuentes sobre todo entre la población femenina.

Hay que tener especial cuidado con las alergias provocadas por los tatuajes. Algunos pigmentos como los rojos, azules o verdes se elaboran con metales que pueden llevar a desarrollar diferentes alergias. En el caso de los tatuajes, el porcentaje de este tipo de afecciones no es muy alto, pero los dermatólogos se enfrentan al problema de que en muchos casos se desconoce la tinta empleada y dificulta el diagnóstico.

“El término alergia cutánea es muy popular en la población pero es utilizado de forma inadecuada y excesiva, pues la mayoría de los pacientes creen que la dermatitis que padecen es de naturaleza alérgica” asegura Juan Francisco Silvestre, coordinador del Grupo Español de Investigación de la Dermatitis de Contacto (GEIDAC).

Las enfermedades cutáneas que se pueden englobar dentro del término alérgicas de la piel son: la urticaria, la dermatitis atópica y el eczema de contacto. Para estudiar si un eczema es alérgico, hay que realizar pruebas epicutáneas (prueba del parche o patch test).

La mayoría de médicos consideran que estas enfermedades son derivadas de una alergia, pero esto no es así en la mayoría de los casos de urticaria y de dermatitis atópica, sin embargo el 20% de los eczema de contacto son de causa alérgica.

Noticias Relacionadas