Mi enfermedad

Lo que debemos saber sobre la psoriasis

Redacción FPS
Comunicación
0
Martes 20 de Diciembre del 2016

LO QUE DEBEMOS SABER DE LA PSORIASIS

  • La psoriasis es una enfermedad inflamatoria, crónica y no contagiosa de la piel y ocasionalmente de las articulaciones, que sigue un curso crónico con periodos de mejoría y empeoramiento.
  • La psoriasis se caracteriza por placas rojas cubiertas por escamas blanquecinas que se desprenden. Estas lesiones pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo, pero es característico que lo hagan en los codos, las rodillas la zona sacra y el cuero cabelludo, en ocasiones también afectan los pliegues cutáneos y las uñas.
  • El síntoma que acompaña a estas lesiones suele ser el picor y cuando las lesiones se localizan en palmas y plantas suelen producirse fisuras que ocasionan dolor.
  • La causa de la psoriasis no se conoce con exactitud. Pero se sabe que existe una predisposición genética, y que algún estímulo, como ciertas infecciones, los traumatismos sobre la piel, el estrés y algunos medicamentos, actúa como factor que pueden desencadenar o empeorar la psoriasis. Explique a su médico que tiene psoriasis cuando le vaya a recetar algún medicamento para otras enfermedades.
  • La psoriasis, debido a la visibilidad de las lesiones tiene un importante impacto sobre la calidad de vida de los pacientes al afectar el desarrollo de las actividades cotidianas personales, familiares y laborales. Además puede ser motivo de ansiedad y depresión.
  • La psoriasis puede ser muy distinta de unos pacientes a otros o incluso en el mismo paciente a lo largo de la vida, lo que obliga a proponer programas de tratamiento individualizado en función de las condiciones de cada paciente (gravedad y localización de la enfermedad, otras enfermedades y tratamientos concomitantes, estados de ánimo, estilo de vida, etc…).
  • Los enfermos de psoriasis deben saber que aunque no existe tratamiento curativo, actualmente disponemos de diversos tratamientos muy efectivos y seguros que permiten mantener la enfermedad bajo control y la piel sin o casi sin lesiones durante periodos más o menos prolongados. 

Tratamiento:

  • Por lo general los pacientes con psoriasis leve se controlan con tratamiento tópico, y los que tienen formas moderadas o graves se tratan con fototerapia (PUVA o UVB),  tratamiento sistémico (ciclosporina, metotrexato, apremilast) o tratamiento biológico (infliximab, etanercept, adalimumab, ustekinumab, secukinumab, ixekizumab).
    En muchas ocasiones se alternan y combinan varias opciones terapéuticas.
  • La respuesta al tratamiento varía de una persona a otra, por lo que su dermatólogo será el mejor aliado para saber el que mejor le conviene, y dado que muchas veces se requerirá tratamiento de por vida, es fundamental establecer una buena relación médico-paciente con él.

Consejos para cuidar la piel:

  • Los hábitos higiénicos de una persona con psoriasis deben ser los normales en cuanto a frecuencia. Se aconseja lavarse el cuerpo y la cabeza sólo una vez al día ya que si se realiza más veces se podría alterar el manto lipídico natural y resecar la piel en exceso. Es aconsejable el uso de jabones suaves, tipo syndets (detergentes sin jabón), que afecten  poco el manto lipídico y no irriten la piel. 
  • El uso regular de cremas, lociones hidratantes y emolientes son el mejor complemento al tratamiento, ya que mantienen la humedad y la flexibilidad de la piel, reducen el picor, evitan la formación de grietas y contribuyen a disminuir la inflamación y la descamación.
  • El momento más adecuado para aplicarse lociones hidratantes y emolientes es al salir de la ducha o el baño. Hay que tener en cuenta también que los medicamentos de aplicación tópica se absorben mejor y son más efectivos si se aplican después del baño o la ducha.
  • Tomar el sol y baños de mar puede ayudar a mejorar la psoriasis de la mayoría de personas, pero debe realizarse con precaución para evitar las quemaduras solares.
  • Es importante también evitar traumatizarse y rascarse la piel, ya que las heridas y los microtraumatismos estimulan la aparición de nuevas placas de psoriasis.
  • Para obtener los mejores resultados con el tratamiento, es importante no fumar, no beber y seguir una alimentación sana y  sobre todo evitar la obesidad y el sobrepeso.
  • Hay que desconfiar de anuncios de “tratamientos curativos” ya que estos no existen, y son timos que además de crear falsas esperanzas, pueden incluso llegar a empeorar la enfermedad.  
    Si realiza algún tratamiento alternativo debe comunicárselo a su médico, porque algunos de ellos tienen efectos secundarios o interaccionan con los medicamentos que pueda estar tomando.

Noticias Relacionadas