Mi enfermedad

Prueba epicutánea, patch test o prueba alérgica de contacto

Elena Gatica Ortega
Dermatóloga
1771
Lunes 8 de Febrero del 2016

La prueba epicutánea, patch test o prueba alérgica de contacto es un método diagnóstico que se utiliza para el estudio de la dermatitis alérgica de contacto. La dermatitis alérgica de contacto es una forma de reacción de la piel ante una sustancia a la que el paciente se encuentra sensibilizado. La dermatitis de contacto, también denominada eccema de contacto se manifiesta fundamentalmente como lesiones en la piel que suelen ocasionar mucho prurito, rojez y descamación.

Esta prueba diagnóstica consiste en la aplicación de diferentes sustancias sobre la piel de la espalda en unos soportes denominados parches (patch), semejantes a pegatinas, y encima de estos se aplica esparadrapo (ver fotografía Nº1). No es dolorosa ya que no hay que pinchar las sustancias aunque sí es algo incómoda porque durante la prueba el paciente no se puede duchar (no se puede mojar la espalda) ni puede hacer ejercicio físico intenso (no se puede sudar en exceso) y duran como mínimo 96 horas.

Las sustancias que se aplican en la espalda son los diferentes alergenos que se pretende estudiar o grupos de sustancias que son llamadas baterías y que el dermatólogo selecciona según cada caso. También es frecuente que se apliquen productos que utiliza el paciente como cremas, geles de baño o cualquier otra sustancia que pudiera ser sospechosa de causar o empeorar la dermatitis, incluso las cremas que se utilizaron para el tratamiento de la misma como antibióticos, corticoides, etc.

Si su dermatólogo le ha pedido algún producto es muy importante que lo lleve a la consulta el primer día de las pruebas ya que de lo contrario no podrán ponerlo el tiempo necesario. 

Estas sustancias y los esparadrapos se dejan habitualmente durante 2 días. A las 48 horas  se retiran y 1 hora después, se realiza la primer lectura que consiste en mirar la espalda e identificar si hay alguna reacción positiva. La segunda lectura se realiza a las 96 horas. En ocasiones se realiza una lectura tardía a los 7 días. Durante las 2 semanas que siguen a las  pruebas es recomendable vigilar la espalda porque pueden aparecer reacciones más tardías. Esta circunstancia es poco probable pero no es imposible. Si esto ocurriera es recomendable hacer una foto de la espalda (de toda la espalda y de cerca) y comunicarlo al dermatólogo que realizó las pruebas.

Si una sustancia fuera positiva, en el punto de la espalda en que la aplicáramos aparecería un eczema en miniatura, es decir, se pondría rojo y picaría (ver fotografía Nº2). Esta reacción positiva podría ser la responsable de la dermatitis que se está estudiando o podría ser positiva por alguna alergia previa. Cuando una sustancia es positiva el tratamiento para curar la dermatitis es evitarla y para ello es muy importante que lleve a cabo todos los consejos del dermatólogo quien le orientará correctamente sobre posibles formas de exponerse y los sitios donde se puede localizar la sustancia, cómo hacer para evitarla y los nombres con los que la puede encontrar.

No existen vacunas para este tipo de alergias, el tratamiento es la evitación.

Noticias Relacionadas