Mi Enfermedad

Ulceraciones en paciente oncológico

Redacción FPS
Comunicación
0
Martes 14 de Marzo del 2017

Ulceración por el propio tumor:

Consiste en pérdida de continuidad de la piel. Puede ser que el tumor afecte primariamente a la piel o lo haga por diseminación desde otro lugar a distancia. Puede que notes dolor, picor ocasional así como episodios de sangrado. En alguna ocasión puede sobreinfectarse.

Tratamiento:

  • En caso de detectar este tipo de herida consulta con tu dermatólogo quien procederá a realizar desbridamiento quirúrgico (reavivando los bordes de la herida y eliminando el exceso de fibrina), químico o enzimático (colagenasa).
  • Además es importante realizar una buena limpieza (puede ser por parte de personal de enfermería o si quieres puedes hacerlo tú mismo/a) lavando con suero (con o sin compuestos yodados) y, si estuviera infectado, añadiendo antibióticos tópicos y orales, según te indique tu médico o tu dermatólogo.
  • Además, según te indique el personal de enfermería , el médico o el dermatólogo, podrás beneficiarte del uso de sustancias cicatrizantes (parches): existen muchos modelos en el mercado, según si la úlcera presenta aspecto seco o húmedo se utilizarán unos u otros.
  • En casos muy específicos se recomienda radioterapia.

Ulceración por decúbito:

En este caso la herida aparece en una zona sometida a presión mantenida, por ejemplo si has estado inmovilizado/a mucho tiempo.

Prevención y Tratamiento:

  • Es muy recomendable realizar cambios posturales frecuentes.
  • Puede utilizar dispositivos para minimizar el roce y la presión como cojines o colchones antiescara. Pueden encontrarse en tiendas de ortopedia.
  • En caso de que notes aparición súbita de dolor y mal olor se sospechará sobreinfección y deberás consultar con tu médico para recibir tratamiento antibiótico.

Fuente: El cáncer y la piel 
Autores: Dr. Pedro Jaén Olasolo. Dra. Mª Teresa Truchuelo Díez. Dr. Onofre Sanmartin Jiménez. Dr. Jorge Soto de Delás. 

Noticias Relacionadas