Niños

Infección herpética neonatal

Redacción FPS
Comunicación
0
Míercoles 6 de Abril del 2016

Fuente: Dermactual AEDV por el Dr. José Bernabeu.

El tratamiento precoz es la unica vía para evitar la mortalidad, que puede afectar al 85% de los casos.

La infección por virus herpes simple (VHS) durante el periodo neonatal tiene una alta morbi-mortalidad. Su incidencia se estima en torno a 1/3.000 a 1/20.000 recién nacidos vivos. La forma más frecuente de transmisión es durante el canal del parto. De ahí que el VHS tipo 2 provoque mayor número de casos que el tipo 1. Otras formas de transmisión menos frecuentes son la transplacentaria o la adquirida en el hospital por contacto con afectados.

Primera semana

La infección herpética neonatal suele presentarse en la primera o segunda semana de vida. Puede ser localizada o diseminada. Los pacientes con la forma localizada cutánea o mucosa suelen progresar a una forma diseminada en 7 a 10 días si no reciben tratamiento. La forma localizada puede ser exclusivamente cutánea o mucosa, o puede afectar de forma aislada el sistema nervioso central, en forma de encefalitis en ausencia de lesiones mucocutáneas. La forma diseminada presenta afectación visceral con neumonitis, hepatitis y coagulación intravascular diseminada, con o sin encefalitis o afectación mucocutánea. Es fundamental la sospecha clínica, sobre todo si hay afectación cutánea o mucosa. La técnica diagnóstica de elección es la PCR de las lesiones cutáneas vesiculosas. El citodiagnóstico de Tzanck es útil, pero tiene menor sensibilidad y especificidad.

Primeros auxilios

El tratamiento de esta patología durante el periodo neonatal debe ser precoz e intravenoso, a dosis de 10 a 20 mg/kg cada ocho horas durante 14 días en la forma localizada de la enfermedad, y durante 21 días en la diseminada. El tratamiento con aciclovir reduce la mortalidad en un 50% de los casos y aumenta la probabilidad de que los niños presenten un desarrollo psicomotor normal en el 35% al 50-80% de los casos.

Los esfuerzos preventivos para evitar la infección neonatal hasta el momento han sido poco efectivos, dado que la mayoría de las infecciones maternas son asintomáticas. En estos casos es esencial la cesárea electiva en las madres que presenten lesiones herpéticas genitales en el momento del parto y hay que evitar el contacto directo con personal o familiares que presenten una infección herpética.

Noticias Relacionadas