Niños

Las patologías más comunes en niños

Marina Rodríguez Martín
Dermatóloga
1763
Martes 5 de Abril del 2016

En el día a día de una consulta de Dermatología, la atención de pacientes pediátricos es  muy frecuente.

Dentro de los casos más comúnmente observados en dermatología pediátrica en nuestro entorno hallamos la dermatitis atópica. Esto, significa, un cuadro inflamatorio muy común, que cursa con eczemas que van variando su localización dependiendo de la edad del niño (lactante-infancia-adolescencia) y característicamente con mucho picor. “Afecta hasta a un 20% de la población pediátrica en los países desarrollados y su prevalencia se halla en aumento debido a los estilos de vida en las sociedades industrializadas”.

Otro cuadro muy frecuente que observamos, resalta la especialista, sobre todo en niños menores de 5 años, son los molluscum contagiosos. Se trata de una infección vírica con un alto poder de contagiosidad que afecta hasta al 25% de los niños menores de 5 años. Puede transmitirse por contacto directo piel-con-piel o mediante el uso de utensilios de limpieza, toallas, etc.  El tratamiento suele ser difícil y largo debido a la facilidad de transmisión y al largo proceso de desarrollo de defensas contra este virus por parte de los niños, que puede alcanzar los 24 meses, describe.

Las verrugas víricas son también una consulta frecuente en nuestro día a día. Las verrugas palmares y plantares son las más frecuentemente observadas, pero esta infección por el virus del HPV puede observarse en cualquier superficie cutánea o mucosa. Éstas, dice, afectan al 10% de la población y es más prevalente en niños con dermatitis atópica. Existen múltiples tratamientos para erradicarlas: terapias físicas, químicas, cirugía, etc.

Por otro lado, durante los meses de verano,  cuando aumentan las temperaturas, el impétigo es un cuadro que se observa con más frecuencia, y los niños empiezan a acudir a la playa o piscinas. Está producido por una bacteria llamada estafilococo aureus y es altamente contagioso, pudiendo llegar a producir algunos subtipos de esta infección ampollas a lo largo de la piel de la cara, brazos, tronco. El tratamiento se basa en antibióticos tópicos y/o orales según la extensión y medidas sintomáticas para aliviar el picor/dolor en la zona afectada.

Noticias Relacionadas