Niños

¿Qué es el eccema o la dermatitis atópica?

Redacción FPS
Comunicación
0
Viernes 13 de Enero del 2017

¿Qué es el eccema o la dermatitis atópica?

El eccema o dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que se manifiesta con sequedad y mayor sensibilidad de la misma, de manera que fácilmente se desencadenan brotes de eccema (piel roja, irritada y que pica).

Suele iniciarse en los primeros años de vida, aunque a veces aparece más tarde e incluso en la edad adulta.

Los brotes aparecen generalmente en los pliegues de brazos y piernas, cara, manos y pies.

¿Cuál es la causa de la dermatitis atópica?

Los niños con dermatitis atópica tienen ya al nacer una composición diferente de la última capa de la piel de manera lo que no puede realizar su función de protegernos de la deshidratación, de las agresiones y de las infecciones

¿Puede ser que la atopia este causada por una alergia alimentaria?

No. Los niños atópicos tiene más alergias alimentarias que los niños no atópicos pero las alergias alimentarias no son la causa de la atopia.

¿Cómo se trata la dermatitis atópica?

Lo más importante es mantener la piel bien hidratada. En caso de brote se emplean corticoides tópicos, inhibidores de la calcineurina, fármacos inmunosupresores por vía oral y tratamiento con rayos ultravioletas. En caso de sobreinfección, se emplean antibióticos.

Factores desencadenantes de los brotes:

  • Falta de hidratación.
  • Estrés.
  • Irritantes ( cloro, perfumes, jabones agresivos, ropa sintética).
  • Infecciones.
  • Sudor.
  • Climas frios y secos.

¿Cuál es el pronóstico de la dermatitis atópica?

La mayoría de niños con dermatitis atópica mejoran antes de la adolescencia.

CONSEJOS PRACTICOS PARA LA DERMATITIS ATOPICA

  • Para la higiene diaria es mejor utilizar sólo agua o utilizar productos sin detergente únicamente en las zonas más sucias.
  • Evitar productos perfumados.
  • No utilizar esponja ni manopla.
  • El baño en niños pequeños puede calmar el picor, limpiar la piel de costras y puede ayudar al confort de la piel especialmente si se añade algún aceite de baño o preparados que hidraten la pie.
  • Secar la piel después del baño, sin frotar, y aplicar inmediatamente una crema hidratante y sobreengrasante.
  • En las zonas de eccema, las cremas hidratantes No siempre se toleran.
  • Cortar y limpiar las uñas para evitar lesiones por el rascado.
  • Elegir ropa de algodón y evitar lana y los tejidos sintéticos.
  • Aclarar bien la ropa al lavarla y no usar suavizante.
  • No hacer dietas que el médico no le haya indicado.
  • Evitar temperaturas extremas y ambientes excesivamente secos.
  • Evitar peluches y objetos que retengan polvo en la habitación.
  • Hidratar bien la pìel antes y después de baños en aguas cloradas.

Noticias Relacionadas