Pelo

Falsos mitos de la higiene capilar

Redacción FPS
Comunicación
0
Míercoles 27 de Enero del 2016

La higiene del cuero cabelludo está llena de conceptos equivocados, falsos mitos que pasan de una generación a otra sin que se sepa muy bien cómo se originan. Gracias a la información faciltada por los dermatólogos y académicos Sergio Vañó Galván y Eduardo López vamos a desmontar algunos de ellos.

La grasa del cabello

Un champú anti grasa sólo actúa en el cabello de manera temporal. Pasado un tiempo después de lavarlo, el cabello vuelve a secretar la grasa.

Esta se debe a las glándulas sebáceas del cuero cabelludo, que se regulan de forma neuro-hormonal. Estas se encuentran en la dermis y están formadas por células con lípidos. Su función es la síntesis del sebo, encargado de proteger la superficie cutánea. Las glándulas actúan por impulsos del sistema nervioso, que incita la producción hormonal y aumenta la producción de grasa.

La cantidad de grasa del cabello depende de otros factores, como el estrés o el utilizar productos agresivos.

Los champús y la alopecia

No es cierto que un producto de higiene capilar provoque o proteja contra la alopecia. Esta es una patología que requiere diagnóstico por parte de un especialista, así como un tratamiento médico.

La calvicie, o alopecia androgenética, es una enfermedad situada en la raíz de los folículos pilosos, situados unos cinco milímetros por debajo de la epidermis. Como es lógico, ningún champú o producto cosmético llega a esa zona.

Algo distinto es el cabello reseco o quebradizo. En ese caso el problema del pelo se encuentra en su tallo, y la mejor manera de cuidarlo es hidratándolo para minimizar roturas.

La alopecia no tiene, a día de hoy, un tratamiento efectivo al cien por cien. Existen fármacos que frenan la caída, incluso en ocasiones logran que resurja el cabello. También existen técnicas de autotransplante.

Lavar menos el cabello para que no se caiga

No por dejar de lavar el cabello se retrasa su caída. Lo que sucede es que el pelo se acumula y con el siguiente lavado cae todo a la vez.

El champú daña el cabello

Todos los productos para el cabello pasan por un estricto control médico y legal. Ninguno puede  causar daños en el cuero cabelludo, siempre y cuando quien lo usa no sea alérgico a sus componentes.

En caso de que el cabello sea sensible, se puede optar por champús suaves, con pH entre 4,5 y 5,5.

Dejar de usar champú

En los últimos años han fructificado tendencias alternativas en contra del uso del champú. En algunas páginas web se propone abandonar los champús y lavar el pelo con agua u otras mezclas de agua con elementos naturales. Se sigue la supuesta teoría de que pasadas unas semanas la grasa, libre de ingredientes químicos, se autoregula.

Lo cierto es que no hay ninguna evidencia científica que apoye esa teoría. Es más, los componentes que se suelen citar en estos argumentos, como el bicarbonato o el vinagre, tienen un pH extremo (entre 2,5 y 2,9 en el caso del vinagre), muy dañino para el cabello. Se corre el riesgo de sufrir dermatitis, picor y seborrea.

Noticias Relacionadas