Pelo

Otras causas menos conocidas de alopecia

Cristina de Hoyos Alonso
Dermatóloga
2268
Míercoles 5 de Octubre del 2016

La pérdida de pelo puede aparecer a cualquier edad y puede ser causada por distintos factores externos o internos que afectan al folículo piloso de distintas maneras. Entre los factores externos, existe un tipo de alopecia muy extendido entre la población de raza negra pero que cada vez es más habitual también en nuestro medio.

En EEUU es una patología muy frecuente y por tanto están bastante habituados a manejarla. En España también puede verse y hay que estar alerta y barajarla entre los posibles diagnósticos cuando nos encontramos frente a un caso de alopecia atípico.

La alopecia por tracción se caracteriza por la pérdida de pelo en zonas donde se encuentra sometido a estiramientos intensos y prolongados en el tiempo. Se describió por primera vez en la raza negra por la tendencia de la mayoría de las mujeres a realizarse peinados tirantes mediante trenzas diminutas.

Pero también se ha descrito en varones que peinan su pelo de la misma manera. En Europa esta moda no ha surgido entre la raza blanca pero existen determinados pacientes que la sufren debido a sus actividades diarias, y lo desconocen.

Entre las situaciones más habituales que producen este tipo de alopecia están las bailarinas profesionales, quienes están obligadas a llevar desde la infancia moños muy tirantes que recogen todo el pelo, incluido el de la zona frontal y temporal. Con el paso de los años, el pelo de estas zonas, sobretodo el de las zonas laterales de la cabeza, empieza a debilitarse y acaba por perderse, retrasándose la línea de implantación frontal.

Cuando el paciente acude al dermatólogo, habrá que comprobar que los signos de alopecia que padece el paciente, la localización de la alopecia y los antecedentes de la persona son compatibles con este tipo de alopecia.

Si el diagnóstico definitivo es el de “alopecia por tracción”, debemos explicar al pacientes cuales son las causas que lo han provocado y pueden seguir agravándolo, que se trata de una patología limitada a la zona que sufre la agresión pero no va a extenderse más allá y que el pelo perdido no va a recuperarse aunque podemos intentar mejor la calidad del que quede en el área afectada mediante el uso de minoxidil, o recurrir a un trasplante capilar para repoblar toda esa zona de una forma definitiva siempre y cuando no vuelva a someterse al pelo a la tracción que provocó su pérdida.

Noticias Relacionadas