Pelo

Plasma enriquecido para la caída de pelo en mujeres

Isabel Burón Álvarez
Dermatóloga
1238
Viernes 1 de Enero del 2016

La alopecia androgénica femenina es muy frecuente en nuestro entorno. Las pacientes que sufren este trastorno perciben una pérdida de cabello más acusada en la zona frontal y temporal, así como un cabello cada vez más fino en estas zonas, siendo cada vez más visible el cuero cabelludo de estas zonas.

Este proceso causa una gran afectación, no sólo estética sino psicológica, dado que el cabello es un factor fundamental a la hora de relacionarnos con los demás, es nuestra tarjeta de presentación. 

El hecho de que una persona perciba su cabello más fino de manera progresiva, vea aumentar la caída, aprecie un clareamiento en la zona frontal de la cabeza y vea disminuir la densidad capilar provoca un malestar diario que en ocasiones puede provocar estados de depresión y ansiedad.

En nuestra sociedad de consumo nos vemos bombardeados por continuas ofertas que prometen mejorar nuestro cabello de una manera rápida y efectiva y los pacientes prueban diferentes productos, muchas veces decepcionantes y que no logran la mejoría prometida. 

Desde el punto de vista de la dermatología sabemos que es muy importante un correcto diagnóstico del tipo de alopecia para realizar el tratamiento más específico.

En el caso de la alopecia femenina podemos recurrir a varios tratamientos diferentes. Uno de ellos es el uso de plasma rico en plaquetas.

Este tratamiento consiste en el uso de las plaquetas de la propia paciente para estimular el crecimiento y grosor del cabello. Es conocido el uso del suero plaquetario en medicina desde hace varios años y sus beneficios en la regeneración de tejidos. Por este motivo es usado para tratar úlceras crónicas, lesiones osteoarticulares, cirugía oral, cicatrización de lesiones corneales, etc.

En dermatología es usado también como método de rejuvenecimiento facial y para estimular el crecimiento del cabello.

El procedimiento consiste en extraer sangre de la paciente y por un método de centrifugación, obtener un concentrado plaquetario que inyectaremos directamente en el cuero cabelludo. Hay que realizar varias infiltraciones con agujas finas de tipo mesoterapia para cubrir toda el área afectada. Como consecuencia es un procedimiento moderadamente doloroso.

La aplicación de las plaquetas en el cuero cabelludo produce en la mayoría de los casos un engrosamiento del cabello que da como resultado un mayor volumen. En algunos casos también se obtiene una disminución de la caída y un aumento en el recuento de cabellos. 

Habitualmente se recomienda para obtener buenos resultados, realizar varias sesiones, 3 o 4 con un intervalo de un mes y realizando un mantenimiento de 1 sesión cada 4 meses para mantener los beneficios del tratamiento. La mayor parte de los pacientes empiezan a notar la mejoría a partir de la segunda sesión. Hay que tener en cuenta que la alopecia androgénica es un proceso crónico y que todos los tratamientos están dirigidos a frenar y estabilizar la caída y debemos ser tan persistentes con los tratamientos, como la duración de la alopecia.

Noticias Relacionadas