Piel Sana

Es útil tomar suplementos de colágeno oral

Agustín Viera Ramírez
Dermatólogo
1194
Jueves 4 de Febrero del 2016

La nutricosmética se debe entender como una herramienta eficaz en el cuidado de la piel y del pelo que complementa y potencia un estilo de vida sano, con hábitos saludables, alimentación variada y equilibrada y  cuidados tópicos específicos.

Cualquier planteamiento fuera de este contexto, como la ingesta aislada de suplementos, se considera médicamente erróneo.

El colágeno es una proteína fibrosa, larga y compleja conformada por cadenas de aminoácidos que se enrollan y enlazan entre sí. Es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y un componente esencial de los tejidos como la piel, huesos, ligamentos, tendones, cartílagos, menisco, discos intervertebrales, etc. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, córnea ocular, dentina, encías y cuero cabelludo, así como del  tejido conectivo que envuelve y protege nuestros músculos y órganos vitales

Si bien hay diversos estudios  de laboratorio (in vitro) que demuestran la eficacia del colágeno y algún estudio clínico que  ha demostrado que hay fórmulas con  colágeno como principio activo que son biodisponibles (alcanzan las células de la piel), la recomendación generalizada para la toma oral de suplementos con colágeno  plantea dudas actualmente por.:

  • No todos los suplementos de colágeno son iguales. Hay productos a base de colágeno nativo cuya biodisponibilidad  es muy baja ya que la digestión humana solo es capaz de aprovechar (hidrolizar hasta nivel de  aminoácidos) un pequeño porcentaje (inferior al 1%) del mismo. Hay productos a base de colágeno ha sido previamente gelatinizado mediante cocciones largas o tratamientos ácidos o alcalinos extremos (PM entre 100.000 y 30.000 Da) y cuya biodisponibilidad para nuestro organismo aumenta hasta un 10%. Hay productos con colágeno que es sometido a una hidrólisis, pasando a  ser un colágeno hidrolizado aumentando su biodisponibilidad en un porcentaje a definir.
  • Hay muy pocos estudios clínicos, planteados en humanos, algunos con debilidad metodológica y siempre comparando el grupo tratado con colágeno oral frente a placebo o evaluando parámetros histológicos. Esto permite demostrar cierta eficacia pero no cuánta ni si es clínicamente relevante esa eficacia.
  • No están claramente definidas la fórmulas, las dosis ni el período de tiempo necesarios.
  • Hay estudios donde la eficacia del colágeno vía oral esté limitada al período de uso.
  • No quedan definidos los límites superiores para uso seguro (UL)  y se deben tener en cuenta los niveles de ingesta adecuada (AI) y  las cantidades diarias recomendadas (CDR).

El uso de colágeno como suplemento oral es prometedor.

Actualmente se debe recomendar un mayor número de estudios científicos con suplementos nutricionales a base de colágeno con fórmulas claramente establecidas, en períodos de tiempo definidos, a dosis de principios activos concretos y con una composición donde se haya estudiado la interacción entre sus componentes, las sinergias, su estabilidad y biodisponibilidad.  Estos estudios deberían ser científicamente controlados, en humanos, con grupos randomizados, evaluación a doble ciego, con sistemas objetivos de medición clínica y comparándolos  frente a placebo (sustancia inerte) y frente a tratamientos de demostrada eficacia.

Noticias Relacionadas