Piel Sana

La formulación magistral ¿tratamiento más personalizado para el paciente?

Francisco Grimalt Sancho
Dermatólogo
76
Míercoles 3 de Agosto del 2016

Esto era más verdad en tiempos pasados (con un poder mágico mayor de la medicina). Cuando esta magia pretenda ahorrar esfuerzo y tiempo, resultacara para nuestro enfermo. Resulta aún más cara cuando se añaden sustancias activas a un preparado comercial.

Los dermatólogos no excesivamente interesados con la empatía, pueden recurrir a fórmulas para conseguir un cierto grado de ella con un menor grado de esfuerzo de entrega. Aunque actualmente las farmacéuticas añadan notas acertadas a las fórmulas que dispensan, las fórmulas "carecen" de prospecto".

Estas explicaciones pueden ser frías como las frases que se se encuentran al levantar el capó del motor ardiente de un automóvil, o pueden ser cálidas y prolijas opuestas en 180º de sentido al valor del disparo "léalo en el prospecto". Pero hay casos en los que no existen preparados comerciales eficaces y seguros  y los laboratorios aducen que, por falya de publicaciones previas sobre su efectividad, no se les autorizaría a comercializar ciertas fórmulas.

Es el caso, por ejemplo, de la psoriasis del cuero cabelludo, en el que la fórmula con ácido salicílico y resorcina al 10%, con ciclopiroxolamina al 1,5% (en lugar del antiguo precipitado blanco al 5%), acet. de triamcinol al 0,1% en base de Cera Lanette es muy efectivo, aplicándolo como "cura de choque" 10 noches seguidas, con lavado con cualquier champú por la mañana, seguidas sin interrupción por una "cura de mantenimiento" de muchos meses con cualquier preparado comercial anticaspa, precedido la noche anterior por cualquier corticoide o antipsoriásico en solución.

En los casos con un grosor de escamas superior a los 7,5 mm la crema debe ser aplicada mañana y noche, con lavado antes de una de las dos aplicaciones. A veces, los pacientes precisan 2 ó 3 curas al año, con curas continuas "de mantenimiento" entremedio. Los efectos adversos se dan cuando se usa inmediatamente antes o después de desrizados u otras maniobras traumatizantes para el cabello.

Publicado en Dermactual de la AEDV.

Noticias Relacionadas