Piel Sana

La hora del dermatólogo

Miguel Aizpún Ponzán
Dermatólogo
207
Míercoles 14 de Septiembre del 2016

Concluidas las vacaciones de verano, es el momento de regresar a la rutina de la vida cotidiana. Y también es la hora de visitar al dermatólogo, por varios y evidentes motivos.

En primer lugar, durante el periodo estival resulta frecuente la relajación respecto a hábitos saludables (dieta, ejercicio, horarios regulares, etc. ), que, en vacaciones, resultan más difíciles de mantener.

Además, en el ámbito dermatológico, existen otras circunstancias específicas, que hacen imprescindible la visita al especialista después del verano. Entre ellas cabe destacar la necesidad de exfoliar, hidratar y tratar la piel para equilibrar el cambio de textura y el impacto de la exposición al sol.

También es bastante frecuente que el uso de fotoprotectores haya producido un exceso de grasa en la piel, que favorezca la aparición de comedones y granitos de acné, alteraciones que deben ser tratadas por el dermatólogo.

Hay que subrayar también la conveniencia de reparar los impactos estivales sobre uñas y pelo.

La visita al dermatólogo no debe ser limitada a la aparición de un trastorno. Debe tener carácter periódico y preventivo, como resulta habitual, afortunadamente, en otras especialidades.

Hay que poner en manos del especialista adecuado el diseño de una estrategia que asegure el comportamiento adecuado en el ámbito dermatológico.

Resulta paradójico que, siendo la piel el órgano más extenso del cuerpo humano y uno de los más sensibles a  la continua aparición de nuevos productos que pueden alterar su estado, no se haya instaurado esta cultura preventiva.

Y aún resulta más sorprendente cuando el carácter externo de la piel debiera proporcionarle un claro valor añadido en una sociedad que rinde culto a la imagen física.

Hay que seguir, pues, el dictado de la lógica y reconocer que, después del verano, es la hora del dermatólogo. No hay disculpa que exima de reservar un hueco en la agenda para una visita que reportará muchas ventajas para la salud y la estética y hará más agradable la llegada del otoño.

 

Noticias Relacionadas