Piel Sana

La visita otoñal al dermatólogo

Miguel Aizpún Ponzán
Dermatólogo
207
Viernes 28 de Octubre del 2016

El otoño es, por muchas razones, la estación donde resulta obligada la visita al dermatólogo.

La época más adecuada para establecer una rutina de hábitos saludables para la piel que deberán acompañarnos durante todo el año.

En primer lugar, resulta muy conveniente vigilar la aparición de manchas y alteraciones en la pigmentación ocasionadas por algunos descuidos en la exposición al sol. Por cierto que todavía hay quienes piensan que, por el hecho de no acudir a la playa, la fotoprotección ya no es necesaria. Y lo sigue siendo, al igual que la hidratación de la piel.

A estos cuidados permanentes (tan fáciles de olvidar cuando el trabajo ocupa muchas horas) deben añadirse ahora los correspondientes a la necesaria protección frente al impacto del frío y del viento.

La visita al dermatólogo resulta, además, imprescindible, si se tiene en cuenta que, según constatan las estadísticas, cerca del 80% de la población española desconoce cómo es su tipo de piel y, consecuentemente, los cuidados que precisa. Estas carencias pueden ser solventadas fácilmente acudiendo a la consulta del especialista.

En esta época hay que tener también en cuenta que los cambios estacionales afectan al ciclo del cabello y que el dermatólogo es el especialista adecuado para valorar la intensidad de la caída y establecer las medidas preventivas o correctoras más convenientes.

La piel es un tesoro lo suficientemente valioso como para confiarlo al especialista adecuado.

La consulta al dermatólogo constituye un gratificante acierto para iniciar con buen pie el otoño.

Noticias Relacionadas