Piel Sana

¿Tengo que usar hidratante por la mañana y nutritiva por la noche?

Rosa Ortega del Olmo
Dermatóloga
684
Viernes 12 de Agosto del 2016

Hidratación o nutrición: ¿Qué es lo que tu piel necesita?

¿Tengo que usar hidratante por la mañana y nutritiva por la noche? ¿Todas las cremas son específicas para el día o la noche? ¿Cómo se si tengo la piel seca? Todo lo que necesitas saber sobre estas necesidades tan básicas para tu piel.

¿Qué es la piel seca o deshidratada?

La piel deshidratada es aquella que pierde agua de forma excesiva. La piel seca tiene menor cantidad de lípidos y, debido a esto, también pierden agua. Cuando la piel está deshidratada, la epidermis y sobre todo la capa córnea sufren la falta de agua. Suele ser algo temporal, y puede afectar a todos los tipos de piel. La piel se vuelve tirante y rugosa y también puede descamarse.

¿Cuáles son las causas?

El nivel de humedad, las temperaturas extremas (tanto altas como bajas) , el viento, el sol y la radiación UV , son responsables de la deshidratación de la piel.

También el contacto prolongado o repetido con agua debido a una higiene excesiva puede conducir, a largo plazo, a la deshidratación de la piel.

El uso de jabones no adaptados a las condiciones fisiológicas de la piel o elementos abrasivos, como la piedra pómez o los guantes de crin, pueden ser también una causa. Algunos medicamentos (retinoides, corticoesteroides) y los brotes de ezcema, que se producen al trabajar en algunas profesiones, como en peluquería o en la construcción, también producen sequedad en la piel. Además, el envejecimiento hormonal reduce los componentes hidrolipídicos que forman la barrera protectora de la piel.

¿Cómo se manifiesta la pérdida de hidratación?

  • Falta de suavidad y elasticidad.
  • Apagada y sin luminosidad.
  • Falta de confort. Aparecen "arrugas de deshidratación" (pómulos y contorno de ojos).

¿Qué rutina debo seguir?

  • Elimina el maquillaje suavemente para evitar que la piel se vuelva aún más frágil.
  • Aplícate una hidratante todos los días, para mantener un nivel adecuado de hidratación y restablecer la función barrera de la capa córnea. La radiación solar también deshidrata la piel. Elige tu tratamiento hidratante con filtro o aplícate la crema hidratante y, a continuación, un protector solar. Elige una textura adecuada a tu tipo de piel, la estación del año o el clima en el que te encuentres.
  • Para más información, no dudes en consultar a tu dermatólogo.

¿Qué ingredientes cosméticos me benefician?

Se deben combinar cuatro tipos de ingredientes activos en los productos de cuidado y limpieza de la piel para restaurar su equilibrio:

  • Sustancias de acción higroscópica: retienen el agua presente en una emulsión de una forma duradera y válida. Las sustancias más usadas para esto son la glicerina, el sorbitol y el propilenglicol.
  • Sustancias de interacción química: favorecen la unión del agua a las proteínas de la membrana celular y son capaces de retener el agua dentro de las células del estrato córneo (la capa más superficial de la piel). Son la urea y los alfahidroxiácidos, sobre todo el ácido láctico.
  • Sustancias oclusivas: impiden la evaporación del agua. La vaselina, lanolina, escualeno, cera de abeja, etc.
  • Otras sustancia activas utilizadas como hidratantes en dermocosmética: Colágeno, ácido hialurónico, ceramidas, vitaminas (B, A, carotenos, E, C, H y D).

¿En qué se diferencian las fórmulas hidratantes y las nutritivas?

Existen dos fórmulas básicas:

  • Las emulsiones de aceite en agua, que se utilizan para las hidratantes de día mas ligeras. Suelen estar compuestas por aceites minerales, propilenglicol y agua.
  • Las emulsiones de agua en aceite, para las cremas de uso nocturno o “reestructurantes” faciales. Lo que suelen llamar algunas firmas cosméticas “cremas nutritivas”. Se componen de aceites minerales, alcohol de lanolina, vaselina y agua.
  • Las cremas para el contorno de ojos son cremas nocturnas a las que se elimina alguno de los productos más irritantes.

La diferencia entre los diferentes productos reside en la adición de fragancias, aceites exóticos, vitaminas, productos a base de proteínas o aminoácidos y otras sustancias con diferente actividad.

¿Qué productos elijo?

Lo importante es elegir el producto adecuado al tipo de piel que se tenga.

  • Productos para piel grasa: no contienen aceites, si no siliconas (que no son comedogénicas, es decir no taponan los poros), agua y propilenglicol. A veces se añaden talco o caolín que absorben la grasa y disminuyen el brillo de la cara.
  • Productos para piel mixta: la que tiene la región centro facial (frente, nariz y mentón) grasa, y la piel de las mejillas normal. Contienen agua, aceite mineral, propilenglicol y pequeñas cantidades de vaselina o lanolina.
  • Productos para piel seca: Contienen agua, aceite mineral, propilenglicol y mayores cantidades de lanolina o vaselina, además de bajas concentraciones de aditivos que producen renovación, reconstrucción o relleno. Las más utilizadas son: colágeno, proteínas, elastinas, ácido hialurónico, escualeno, alfahidroxiácidos, vitaminas…
  • Además de una correcta hidratación con las cremas adecuadas, el dermatólogo podrá recomendar otros tratamientos (radiofrecuencia, factores de crecimiento, botox, etc) dependiendo del estado en que se encuentre la piel.

Reglas de oro

Para cuidar tu piel y tener un cutis radiante todo el año, ciertos cuidados son esenciales. Sea cual sea la naturaleza de tu piel, aquí te proponemos 10 reglas indispensables.

  • A casa tipo de piel, su cuidado.
  • Presta atención a las zonas más sensibles.
  • Una limpieza suave.
  • El contorno de los ojos, una zona de riesgo.
  • La exfoliación es indispensable.
  • La hidratación es esencial.
  • Escoge, preferiblemente, un maquillaje hipoalergénico.
  • Protégete del sol.
  • Cuidado con las agresiones externas.

¡No te olvides de los labios!

Noticias Relacionadas