Prevención

Entornos dermosaludables

Redacción FPS
Comunicación
0
Jueves 4 de Febrero del 2016

La Promoción de la Salud dermatológica se basa, en resumen, en una idea: las personas deben involucrarse para que se produzcan cambios en ellas y en su entorno. La promoción de la salud dermatológica es un recurso para la vida cotidiana.

Son herramientas, hábitos, conocimientos… que debemos utilizar en nuestra vida diaria y que determinen una mayor y mejor salud de nuestra piel.           

Para los dermatólogos cómo motivar a la población en el cuidado de su piel es clave, así como obtener entornos (colegios, empresas, ciudades, familia…) dermosaludables. es  uno de nuestros objetivos. En estos entornos, que tiene  que ver con nuestra realidad diaria, encontramos el conjunto de elementos, relaciones, organización e  intereses que más influyen en el individuo.

(1). Promoción de la salud dermatológica en la escuela: Escuela Dermosaludable.

 La escuela es el lugar donde se desarrolla parte importante de nuestro proceso de educación y socialización, en un período vital donde se asimilan conceptos, actitudes y hábitos. La población infantil puede aprender hábitos de salud que les permita cuidar su piel de forma saludable. La escuela es, además, un entorno de especial interrelación entre niños, padres y educadores que influye en los conocimientos y desarrollo de hábitos saludables cutáneos.

(2) Promoción de la salud dermatológica en la empresa: Empresas Dermosaludables

La ciencia médica planteaba ya desde el siglo XVII la relación entre la enfermedad y el trabajo. Actualmente se considera que las dermatosis son una de las causas más frecuente de enfermedad profesional, representando la mitad de toda la patología ocupacional

Sin embargo, la preocupación de la salud en la empresa es un concepto de reciente instauración. A finales de los ochenta del siglo pasado es cuando surgen, en nuestro entorno, planteamientos de salud laboral que incluyen junto a la curación, rehabilitación y prevención, la promoción de la salud en el trabajo, liderados por instituciones como la European Foundation for the Improvement of Living and Working Conditions.

Considerando la importancia y frecuencia  de los problemas cutáneos en la patología ocupacional y la evolución de la medicina laboral hacia la preocupación por la salud laboral, podríamos concluir que la salud cutánea debería ser una de las principales preocupaciones de aquellas empresas que se planteen cumplir criterios de normas de la Organización Internacional de Normalización (ISO) específicas para salud laboral.    

(3) Promoción de la salud dermatológica en la comunidad: Ciudades dermosaludables

La ciudad es el entorno físico y social donde la mayoría de la población desarrolla su vida cotidiana. Muchos de los determinantes que condicionan nuestra salud se generan en la comunidad donde se reside. La ciudad como entorno complejo y dinámico ofrece la oportunidad de favorecer el bienestar de sus ciudadanos mediante principios de equidad, integridad y responsabillidad, actuando sobre el medio ambiente, economía, sistemas de salud y organización social y promoviendo la educación y concienciación de sus habitantes  

(4) Promoción de la salud en el entorno familiar: familias dermosaludables

El entorno familiar, espacio de estrechos vínculos afectivos y de convivencia, es considerado como base fundamental para el desarrollo del niño, para su socialización y como entorno en el cual se adquieren conductas que influirán a lo largo de a vida. El valor de la salud se transmite y se vive en familia. Gran parte de los principios, hábitos y conocimientos relacionados con la salud lo aprendemos en el contexto familiar mediante actitudes y valores que transmiten unos miembros de la familia a otros. Promover la salud en el entorno familiar es, además, una oportunidad de crear adultos responsables con su salud que transmitirán bienestar a futuras generaciones.

(5) Promoción de la salud dermatológica en los hopitales: Hospitales dermosaludables

Un hospital tiene como función principal la curación de procesos. Ampliar su tarea, incluyendo el concepto de salud se planteó como un reto y una oportunidad, desde que la OMS desarrolló en 1990 la Health Promotions Hospital Network y planteó la Declaración de Budapest sobre hospitales promotores de salud. 

Entender que un hospital puede plantear la salud como un todo y no sólo como la curación de un proceso, así como fomentar la participación e implicación de grupos profesionales y enfermos en la ganancia de salud y mejorar la comunicación, información y educación que se ofrece desde los hospitales, constituyeron las principales objetivos a cumplir. 

A través de ese concepto se pretende introducir una cultura de calidad en la actividad de los hospitales, influyendo no sólo en la salud de sus pacientes, sino también en la de sus familiares y en los profesionales que en este entorno trabajan.

Noticias Relacionadas