Prevención

Cáncer de piel: factores de riesgo y signos de alarma

Magdalena de Troya Martín
Dermatóloga
1095
Míercoles 7 de Septiembre del 2016

El cáncer de piel es un problema de salud cada día más frecuente en la sociedad. De hecho, una de cada 6 personas vamos a padecer algún cáncer de piel a lo largo de nuestra vida. Ya sea el más frecuente carcinoma basocelular, menos frecuente carcinoma espinocelular y el menos frecuente aún pero el más preocupante que es el melanoma maligno.

Por esto es importante conocer dos aspectos esenciales para la prevención del cáncer de piel.

  • En primer lugar conocer cuáles son los principales factores de riesgo, y si yo soy una persona de riesgo poder controlarlo.
  • En segundo lugar reconocer cuáles son los signos de alarma del cáncer de piel.

En este sentido, en relación a los factores de riesgo, la exposición solar y sobre todo la exposición solar excesiva en las primeras etapas de la vida es el principal factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de piel.

Recordemos que al menos hay tres prácticas que son de riesgo:

  1. Baños de sol en la playa o en las piscinas.
  2. Práctica de deporte al aire libre y exterior.
  3. Trabajos de exterior.

Pero recordemos también que la utilización de cabinas de bronceado artificial claramente están relacionadas con el aumento del riesgo de melanoma con lo cual deben ser evitadas.

No todas las personas tenemos la misma susceptibilidad a padecer cáncer de piel. Aquellas personas que tienen una piel clara más sensible que se defienden peor del sol y que no tienen mucha habilidad para broncearse serán personas que tengan mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Como también aquellas que tengan una gran cantidad de lunares o lunares de gran tamaño, aquellas personas que en su familia tienen antecedentes de melanoma como también las personas que están pasando por estado de inmunosupresión. En este sentido el otro aspecto importante a recordar es que:

El cáncer de piel se cura si se detecta a tiempo.

Y detectarlo a tiempo está en la mano de todos y cada uno de nosotros, el realizar un chequeo regular de la piel y el saber identificar cuáles son los signos de alarma del cáncer de piel nos puede salvar la vida.

Vamos a recordar la siguiente regla mnemotécnica que es el ABCDE de los lunares:

De esta manera, con esta regla podemos acordarnos de que si exploramos nuestros lunares y encontramos que tienen:

A. Asimetría en su contorno

B. Bordes irregulares

C. Color irregular

D. Diámetro por encima de 6mm

E. Evolución. Si sufren variación o algún tipo de evolución.

Cualquier cambio en el tamaño, aspecto, forma o síntomas subjetivos asociados como pueden ser el picor o el sangrado. Ante estos casos podríamos estar ante un lunar que podría tratarse de un melanoma. Y que por tanto, tendríamos que consultar con un médico, profesional.

Siguiendo todas estas reglas, teniendo en cuenta que:

La protección solar es la principal manera de prevenir el cáncer de piel y que mediante la autoexploración cutánea podemos identificarlo precozmente, ninguno de nosotros deberíamos morir por cáncer de piel.

 

Noticias Relacionadas