Prevención

El dermatólogo sí que sabe

Miguel Aizpún Ponzán
Dermatólogo
207
Viernes 29 de Julio del 2016

La famosa “ley del mercado” nos ha sorbido tanto el seso que corremos el riesgo de asumir sus principios como universales. Así, no resulta extraño que se asegure rotundamente que el consumidor siempre tiene razón, incluso cuando un buen producto es rechazado.

Y no cabe duda de que, en términos estrictamente económicos, las decisiones del cliente resultan inapelables. Sin embargo, el consumidor puede equivocarse y mucho. Así viene a corroborarlo un estudio realizado por dermatólogos estadounidenses y que ha sido publicado por la revista JAMA Dermatology. El informe revela que nada menos que el 40% de las cremas solares preferidas por los consumidores no cumplen los requisitos de protección establecidos por la Academia Americana de Dermatología.

¿Por qué son elegidas estas cremas en detrimento de otras más adecuadas?

Las razones que justifican la decisión de los compradores son de lo más variopinto y ninguna de ellas tiene que ver con la función saludable del producto sino con factores relacionados con el “gancho” comercial, como el olor o el precio, por ejemplo.

Aquí sí que, efectivamente, la ley del mercado funciona a las mil maravillas. Lo malo es que la salud no entiende de estos planteamientos, sino, exclusivamente, de aquello que le conviene. El estudio del grupo de dermatólogos americanos se basa en el análisis de los datos suministrados (volumen de ventas y valoración de los usuarios) a través de las páginas web de Amazon, una de las plataformas de venta on-line con más usuarios del mundo.

Los compradores se dejan seducir por muchos factores que nada tienen que ver ni con su exigencia básica ni, mucho menos, con su salud.

Y, si se analizaran otros productos, seguramente los resultados serían bastante parecidos. Lo que sí demuestran estos datos es la necesidad de confiar en el asesoramiento del profesional adecuado a la hora de tomar decisiones. Y, en este caso, el dermatólogo es quien, efectivamente, sí que sabe.

Noticias Relacionadas