Definiciones

Picaduras

1. Picaduras

Valia Beteta Gorriti, Álvaro de Dios Velázquez. Servicio de Dermatología, Complejo Asistencial Universitario de Salamanca.

2. ¿Qué son las picaduras?

Las picaduras son lesiones consecuencia de la inoculación de tóxicos de ciertos animales como insectos, arácnidos, ofidios y animales marinos. Las picaduras de insectos son una de las causas de consulta más frecuentes en las urgencias dermatológicas.

3. ¿Cómo se manifiestan?

Se manifiestan mediante lesiones que pueden ir desde una mera erupción local  con importante picor y dolor, en forma de pápulas, vesículas o nódulos inflamatorios y eritematosos (Figura 1); hasta síntomas sistémicos potencialmente mortales en caso de reacción alérgica generalizada (con dificultad para respirar o deglutir y finalmente shock). El tipo de presentación de las lesiones dependerá de la clase de agente causante, la cantidad de tóxico y la respuesta orgánica individual. Estas lesiones pueden secundariamente sobreinfectarse o extenderse en caso de manipulación o rascado. Asimismo estos animales pueden ser trasmisores de ciertas enfermedades infecciosas como la malaria.

4. ¿Cómo se diferencian los distintos tipos de picaduras?

  • Las picaduras de mosquito las producen las hembras y son las más comunes que podemos encontrar. Los mosquitos pican en áreas expuestas. Lo suelen hacer en una sola zona y de forma dispersa, son picaduras que causan picor urente e inflamación autolimitada en horas o días. Debe tenerse en cuenta en ciertos lugares la adquisición de infecciones tales como leishmaniasis, malaria, fiebre amarilla o dengue por la picadura de mosquitos.
  • Las picaduras de avispa y abeja se caracterizan por producir un dolor agudo cuando ocurren. El área entorno a la picadura suele presentar gran enrojecimiento. Este tipo de picaduras son delicadas debido al gran número de personas alérgicas al veneno, constituyendo una urgencia médica. La avispa puede utilizar su aguijón repetidamente mientras que la abeja deja su aguijón y el saco venenoso adherido a la piel lo que provoca su muerte.
  • Las picaduras de las pulgas y las chinches son muy similares. En la actualidad son frecuentes la adquisición de picaduras de pulgas de animales domésticos o en excursiones dando lugar a una erupción muy florida llamada urticaria papulosa. Las chinches pican de noche suelen picar en fila, realizan dos o tres marcas y continúan avanzando para seguir succionando sangre. Son picaduras pequeñas parecidas a las de un mosquito, que enrojecen con mucha facilidad y causan gran comezón. Las chinches además pueden producir nódulos muy pruriginosos y linfedema. También son lineales las lesiones producidas por las orugas procesionarias cuyos pelos producen una gran respuesta inflamatoria urticarial.
  • Algunas moscas pueden producir picaduras (mosca negra); otras se alimentan en heridas abiertas o úlceras donde depositan huevos cuyas larvas dan lugar a miasis.
  • Las garrapatas que se encuentran de forma abundante en bosques y campos, se ponen en contacto con los humanos normalmente a través de las mascotas. Pueden ser muy pequeñas pero a medida que se van llenando de sangre aumentan de tamaño. Éstas entierran su cabeza en la piel para succionar la sangre, ocasionando dolor, comezón y molestias donde se instalan. Su picadura deja pequeñas heridas en la mayor parte de los casos. Es importante tener en cuenta enfermedades transmitidas por estos animales pertenecientes al grupo de arácnidos tales como la Fiebre botonosa mediterránea o Enfermedad de Lyme.
  • Las picaduras de araña pueden dar lugar a reacciones que van desde cuadros leves de urticaria hasta necrosis de todo el espesor de la piel como en el caso de Loxosceles pudiendo producirse una insuficiencia renal secundaria a rabdomiolisis. Las arañas de la clase viuda inyectan un veneno que contiene una neurotoxina con resultado de agitación psicomotriz y contractura muscular generalizada.
  • Con respecto a animales más grandes, la mordedura de la familia de las Víboras deja dos incisiones paralelas a diferencia de la mordedura en forma de U de las culebras. Los efectos locales van desde dolor irradiado a toda la extremidad, inflamación y adenopatías que puede evolucionar a gangrena y diversos síntomas generales. Las culebras no suelen inocular veneno.
  • Las picaduras producidas por los tentáculos de medusas se caracterizan por ser lesiones inflamatorias lineales “en latigazo” muy dolorosas y con picor intenso. En el caso de la Carabela Portuguesa el contacto produce sensación de descarga eléctrica con parestesias y entumecimiento doloroso cuyas lesiones evolucionan como vesículas, necrosis cutánea y úlceras. El frotamiento de los ojos puede producir conjuntivitis tóxica en los niños. La pigmentación postinflamatoria persiste durante meses y puede dejar cicatriz. La picadura de la araña marina (faneca), frecuente de litorales atlánticos, genera una lesión muy inflamatoria y ocasionalmente necrótica.

5. ¿Cómo se debe actuar?

Medidas para la mayoría de mordeduras y picaduras:

  • En picaduras de abeja, retirar el aguijón si está presente raspando con la parte posterior de una tarjeta de crédito o algún otro objeto de borde recto. No utilice pinzas, ya que éstas pueden apretar el saco del veneno y aumentar la cantidad de veneno liberado.
  • En caso de picadura por garrapata, taponar el orificio de la lesión con aceite mineral, glicerina o vaselina para facilitar la extracción de la garrapata. Retírela una vez que se haya desprendido, con la ayuda de unas pinzas. Si no tiene pinzas utilice guantes o un trozo de plástico para proteger sus dedos. No se recomienda puncionar o romperla dentro de la lesión porque se pueden producir infecciones bacterianas ya mencionadas. Tampoco el uso de cigarrillos para desprender la garrapata, no siempre es efectivo y lesionan la piel.
  • Si se trata de una mordedura de serpiente la colocación de una ligadura entre la herida y el corazón que impida únicamente el retorno venoso es una medida controvertida por la posibilidad de hacer un torniquete muy apretado que extienda la gangrena. Traslado urgente para inyección de suero antiofídico antes de la primera hora. No efectuar incisiones en la herida. No succionar el veneno.
  • Lave muy bien el área afectada con agua y jabón para retirar el resto de gérmenes que haya quedado en la herida.
  • Cubra el sitio de la picadura con hielo (envuelto en un trozo de tela) por 10 minutos, retírelo por 10 minutos y repita el proceso. Ampollas y vesículas no deben explotarse ya que pueden desarrollar infecciones y úlceras abiertas. Puede utilizarse un vendaje para proteger el área.
  • Si es necesario, tome un antihistamínico, aplique cremas de corticoides o preparados de base de amoníaco para reducir el picor y la inflamación. El uso de analgésicos es útil como control sintomático.
  • Acuda al centro asistencial si no puede retirar aguijones o garrapatas, si parte de ellas permanecen en la piel, si se desarrolla una erupción, síntomas de gripe, señales de infección (como aumento del enrojecimiento, hinchazón o dolor) o necrosis (livideces de partes acras, intenso dolor y úlceras)
  • Si tiene dificultad para respirar o deglutir con síntomas tales como inflamación de labios, lengua o úvula, estridor o erupción cutánea generalizada; debe administrarse urgentemente un vial de adrenalina inyectable o acudir rápidamente al centro sanitario más próximo pues existe riesgo vital. Existen autodispensables de adrenalina de urgencia que pueden ser llevados por personas alérgicas en salidas al campo.

6. ¿Cómo podemos prevenirlas?

  • Evite en lo posible el contacto con los insectos.
  • Evite los movimientos rápidos y bruscos cerca de colmenas o nidos de insectos.
  • Evite usar perfumes y ropa de colores brillantes.
  • Utilice medidas pasivas como los repelentes para insectos apropiados, ropa protectora o mosquiteras en los hogares.
  • Sea cauteloso al comer en espacios abiertos, en especial con las bebidas azucaradas o en áreas alrededor de almacén de basura.
  • Para aquellas personas que tienen alergias serias a picaduras o mordeduras de insectos, llevar consigo un botiquín de emergencia de epinefrina. A los amigos y familiares se les debe enseñar a utilizarlo en caso de que usted tenga una reacción. Igualmente, lleve puesto un brazalete de identificación médica.
  • Tratar y controlar a las mascotas parasitados por pulgas y garrapatas.
  • No se debe tocar una medusa muerta pues mantiene el efecto urticante.
  • No levante piedras del campo, existe el peligro de encontrarse con animales venenosos.

7. Véase también

  • Corticoides sistémicos
  • Corticoides tópicos
  • Leishmaniasis
  • Urticaria, Angioedema

Similares

Wikidermas Relacionadas