Definiciones

Corticoides sistémicos

1. Corticoides sistémicos

Aroa García Duarte, Cristina Guirado Koch. Servicio de Dermatología, Hospital Universitario Príncipe de Asturias, Alcalá de Henares (Madrid)

2. ¿Qué son los corticoides sistémicos?

Los corticoides sitémicos son la base del tratamiento de muchas enfermedades dermatológicas moderadas-graves o con afectación extensa, en las que el uso de corticoides tópicos (aplicados directamente sobre la lesión) es insuficiente. Son fármacos antiinflamatorios e inmunosupresores, de acción bastante rápida, e indicados fundamentalmente en procesos agudos.

3. ¿Qué corticoides sistémicos se emplean en dermatología?

En Dermatología se emplean sobre todo la prednisona, la prednisolona y el deflazacort, por tener una vida media intermedia, con lo que suprimen menos el eje hipotálamo-hipófisario- suprarrenal (la producción natural de corticoides por el organismo) y por tener principalmente efecto glucocorticoideo y apenas efectos mineralocorticoideos, los cuales se relacionan con efectos secundarios más graves. Otro corticosteroide que se emplea cuando son necesarios tratamientos más intensos en patologías más graves, es la metilprednisolona en bolos intravenosos.

4. ¿Qué efectos secundarios tienen los corticoides sistémicos que se emplean en dermatología?

Los efectos secundarios de un corticoide dependen de su potencia, la duración del tratamiento, la dosis administrada, de su fraccionamiento de la dosis a lo largo del día y de la rapidez en la suspensión del tratamiento. Siempre se intentará realizar pautas con la menor dosis que consiga una respuesta satisfactoria, así como mantenerla el menor tiempo posible. Cuanto más se fraccione la dosis a lo largo del día, la potencia será mayor, pero también el riesgo de efectos secundarios. Por lo tanto, se repartirá en dos o tres administraciones diarias cuando se desee una mayor eficacia, pero se considere que va a ser un tratamiento corto. Sin embargo, lo habitual será una dosis única matinal antes del desayuno, e incluso a días alternos en tratamientos prolongados. La retirada del corticoide se hará de forma progresiva, salvo cuando aparezcan efectos secundarios graves o concurra alguna enfermedad cuya evolución pueda empeorar si se está recibiendo este tratamiento, en cuyo caso se puede suprimir de forma inmediata.

Los efectos secundarios de los corticoides son múltiples y bien conocidos, y algunos de ellos pueden ser muy graves. Estos son:

  • Hipertensión arterial.
  • Mal control de las cifras de glucosa en sangre en pacientes diabéticos.
  • Insuficiencia cardíaca y retención de agua y sales.
  • Arteriosclerosis y aumento de las cifras de colesterol.
  • Obesidad.
  • Alteraciones menstruales.
  • Disfunción eréctil.
  • Disminución de las defensas, aumentando el riesgo de infecciones graves.
  • Osteoporosis; retraso en el crecimiento y malformaciones óseas en niños, debilidad muscular.
  • Úlcera gastroduodenal, esofagitis, pancreatitis, hemorragia digestiva, nauseas, vómitos.
  • Desarrollo de cataratas, glaucoma por aumento de presión intraocular.
  • Trastornos psiquiátricos (psicosis esteroidea); crisis epilépticas.
  • Acné, estrías rojo-vinosas, atrofia cutánea, aumento del vello facial y corporal en mujeres, fragilidad capilar, retraso en la cicatrización de las heridas.
  • Problemas derivados de una retirada inadecuada del tratamiento:

    - Insuficiencia suprarrenal aguda: Es uno de los efectos secundarios más graves, con alteración de la tensión arterial y de la regulación hidrosalina, que requiere un tratamiento médico urgente ya que es potencialmente mortal. Es más probable en tratamientos de más de tres semanas con dosis de 20 mg/día o más, o ya desde los cinco días si se emplean dosis altas, de 40mg/día o superior.

    - Reactivación de la enfermedad que estamos tratando

    - Psoriasis pustulosa extensa y grave, si se pautan corticoides orales a pacientes con psoriasis y no se hace una retirada muy lenta y prolongada.

La elección del tipo de corticoide empleado depende de varios factores: la potencia, la duración del efecto y la vida media en sangre del principio activo (Tabla 1).

 

Tabla 1. Propiedades de los corticoides sistémicos

  Equivalencia de la potencia Potencia
mineralocorticoidea
relativa
Duración de la
acción (horas)
Vida media
plasmática
(minutos)
Duración corta Duración corta: Duración corta: Duración corta: Duración corta:
  • Cortisona
25 1 8-12 60
  • Hidrocortisona
20 0.8 8-12 90
Duración intermedia  
  • Deflazacort
6-7.5 0.5 18-36 60
  • Prednisona
5 0.25 24-26 60
  • Prednisolona
5 0.25 24-36 200
  • Metilprednisolona
4 0 24-36 180
  • Triamcinolona
4 0 24-36 300
Duración prolongada  
  • Dexametasona
0.75 0 36-54 200
  • Betametasona
0.6 0 36-54 200

La dosis de corticoide seleccionado dependerá de la gravedad de la patología, pero también del peso del paciente (sobre todo en niños), del empleo de otros tratamientos de forma conjunta y de enfermedades previas o presentes a la hora de iniciar el tratamiento.

5. Características principales de los corticoides más utilizados en dermatología

5.1. HIDROCORTISONA (CORTISOL)

  • Duración corta. Tiene un efecto mineralocorticoideo moderado. Es el corticosteroide sistémico de elección en caso de reacción alérgica grave o anafilaxia, por su rapidez de acción, y acompañado de adrenalina.
  • En casos de reacciones de hipersensibilidad se administrarán 100mg cada 2-6 horas.
  • Debe evitarse en el embarazo, ya que puede afectar a las glándulas suprarrenales fetales.
  • Disponible en ampollas para administración intravenosa/intramuscular, de 100mg, 500mg o 1gramo, y también en comprimidos de 20mg.

5.2. DEFLAZACORT

  • Corticosteroide de acción intermedia con poco efecto mineralocorticoideo.
  • La dosis varía entre 6 y 90mg/día, preferiblemente en el desayuno. En niños, mayores de 2 meses, 0,5-1.5 mg/Kg/día.
  • Hay poca experiencia en embarazo y lactancia, por lo que es aconsejable evitarlo.
  • Aunque no está completamente demostrado, parece que el deflazacort es el corticosteroide oral que menos descompensa la diabetes y menos osteoporosis provoca.
  • Disponible en comprimidos de 6 y 30 mg, y en gotas de 22,75 mg/mL.

5.3. DEXAMETASONA

  • Duración prolongada y alta potencia. En enfermedades dermatológicas, la dosis varía entre 8-4 mg al día, en función de la gravedad, con una dosis máxima de 100 mg al día.
  • En el embarazo, sólo se recomienda en caso de que no exista otra alternativa más segura y además, se excreta con la leche materna, por lo que en estos casos es más seguro el empleo de prednisona o prednisolona.
  • Disponible en ampollas de 4,8 y 10 mg y en comprimidos de 1,4 y 8 mg.

5.4. PREDNISONA

  • Acción intermedia. Es un profármaco que pasa a prednisolona tras activarse en el hígado. Poco efecto mineralocorticoideo.
  • De inicio se usan dosis entre 0,2 y 1 mg/Kg al día , preferentemente en dosis única en desayuno. En casos graves se pueden alcanzar los 2 mg/Kg/día.
  • Aparentemente seguro en embarazo y lactancia.
  • Disponible en comprimidos de 2,5, 5, 10, 30 y 50 mg.

5.5. PREDNISOLONA

  • De acción intermedia, con poco efecto mineralocorticoideo. No precisa activación en el hígado.
  • Disponible en gotas, de 13.3mg/mL. Por tanto, 6 gotas equivalen aproximadamente a 1mg de prednisolona. Al no comercializarse en otras presentaciones más cómodas, apenas se usa en adultos, y sobre todo se emplea en niños.
  • Las dosis son similares a la prednisona, tanto en adultos como en niños.

5.6. METILPREDNISOLONA

  • Corticosteroide con duración y efecto similar a la prednisolona, y al igual que ésta, tampoco precisa activación hepática.
  • En dermatología se usa sobre todo en bolos intravenosos, habitualmente 1gramo en 24 horas, a pasar en 60-90 minutos.
  • Por vía oral se puede pautar entre 2 y 60 mg al día, en una dosis o repartidos en 2-4 veces al día.
  • Al parecer es seguro en el embarazo, sin embargo, debe evitarse durante la lactancia por la posibilidad de fusión de cartílagos de crecimiento.
  • Disponible en comprimidos de 4, 16 y 40 mg.

Es importante destacar que el tratamiento con corticoides sistémicos siempre debe ser pautado y supervisado por un profesional médico, quien valorará el tipo de fármaco, la dosis indicada y la duración del tratamiento en cada caso, así como los cambios en la pauta prescrita si fueran necesarios, además de objetivar la respuesta clínica y la aparición de posibles efectos adversos.

6. Véase también

  • Acné
  • Corticoides tópicos
  • Deflazacort
  • Psoriasis

Similares

Wikidermas Relacionadas