Patologias

Efluvio telógeno

1. Efluvio telógeno, Pseudoefluvio, Efluvio anágeno

Lidia Maroñas Jiménez, Carlota Gutiérrez García-Rodrigo, Ana María Delgado Márquez, Vanessa Gargallo Moneva, Aurora Guerra Tapia. Servicio de Dermatología y Venereología, Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid).

2. ¿Es normal que se caiga el pelo?

El pelo está en constante renovación. En una persona sana, el número total de cabellos oscila entre 100.000 y 150.000, encontrándose la mayoría en fase de crecimiento activo o anagen y un pequeño porcentaje cercano al 10% en fase de reposo o telogen. Al final de este periodo, los cabellos en telogen caen y vuelve a iniciarse un nuevo ciclo de crecimiento.Por tanto, a pesar de que esta caída natural suele pasar inadvertida sobre todo si se lleva el pelo corto, es normal que todos los días perdamos alrededor de 100 cabellos.

3. ¿A qué se le llama efluvio?

La palabra efluvio, del latín effluvium (ex: fuera y fluo: fluir, emanar), significa desprender o soltar. En Dermatología se utiliza para definir una caída del cabello más intensa de lo normal, que suele ser difusa y generalmente transitoria. Según la fase del ciclo que esté alterada, se reconocen 2 tipos principales de efluvio: telógeno y anágeno.

4. ¿Cómo se hace el diagnóstico de un efluvio?

El diagnóstico se realiza basándose en datos de la exploración física y la anamnesis. Una suave tracción desde la base hacia el extremo terminal de un mechón de pelo, permite diagnosticar una caída aguda excesiva si se desprenden más de 2 ó 3 pelos en cada tracción. Esta facilidad de desprendimiento se conoce como tracción positiva o signo de Sabouraud. En situaciones donde la causa no sea evidente, se debe hacer un estudio analítico para descartar trastornos carenciales o enfermedades previamente no diagnosticadas. Raramente será necesario realizar técnicas diagnósticas más complejas como: un tricograma (observación al microscopio de las raíces del pelo), un fototricograma (comparación fotográfica de una zona de cuero cabelludo inmediatamente después de ser afeitada), un análisis químico del pelo o una biopsia de cuero cabelludo.

5. EFLUVIO TELÓGENO

5.1. ¿Por qué se produce el efluvio telógeno?

Numerosos folículos pilosos en crecimiento aceleran su evolución pasando de forma sincronizada y prematura a la fase de reposo, sin cumplir su ciclo completamente. Así pues, los pacientes con esta enfermedad tienen más cabellos en fase telogen de lo normal o, lo que es lo mismo, tienen más pelo destinado a caerse en los próximos meses.

5.2. ¿Qué causas pueden provocarlo?

Diversos factores pueden actuar como desencadenantes de un efluvio telógeno. Entre las causas más comunes se encuentran:

  • Las deficiencias nutricionales de vitaminas, sales minerales y proteínas, fundamentalmente.
  • Los trastornos carenciales como la anemia por disminución de hierro en el organismo (anemia ferropénica o sideropénica).
  • Las alteraciones del sistema endocrino, bien por cambios fisiológicos como el embarazo (efluvio telógeno postparto) o patológicos como las enfermedades tiroideas.
  • Determinadas situaciones de estrés psíquico, como una muerte, un divorcio o una mudanza.
  • Un sufrimiento físico importante como una cirugía, una enfermedad grave o un traumatismo.
  • Determinados fármacos como el enalapril, la levodopa, la carbamacepina, el litio, algunos beta-bloqueantes, el interferón o la ciclosporina.

5.3. ¿Cómo se manifiesta?

El efluvio telógeno suele aparecer entre 2 y 4 meses después de acontecer el factor desencadenante. Los pacientes notan que pierden más pelo de lo habitual, observando numerosos cabellos caídos en su almohada, en el suelo del baño o tras el cepillado diario. Generalmente, no es una pérdida de pelo masiva ni aguda sino un proceso difuso y lento en el que la apariencia de los enfermos no se altera de forma significativa (fig.1). En la exploración, se objetiva una abundante caída de cabellos al pasar los dedos por el pelo del paciente y, en los casos intensos, una disminución difusa de la densidad. La intensidad de la pérdida dependerá en última instancia de la gravedad y de la duración de la causa y, por tanto, del número de folículos afectados pero raramente llega a producirse una alopecia universal. Un signo que ayuda a considerar el impacto del psiquismo en el efluvio telógeno es que hasta en el 30% de los casos se acompaña de tricodinia o “dolor de pelo”.

5.4. ¿Cómo se trata?

No existe ningún tratamiento específico para el efluvio telógeno. Lo fundamental es identificar y terminar con la causa, corrigiendo las posibles deficiencias nutricionales, metabólicas o carenciales que puedan estar actuando como factores sobreañadidos. En casos de anemia por déficit de hierro deberá administrarse un suplemento por vía oral entre 3 y 6 meses, y en la alopecia postparto la administración de un complejo vitamínico con contenido en hierro puede acelerar la recuperación del cabello. Muchas veces, la propia tranquilidad del paciente al conocer que el proceso es reversible tiene un efecto favorable sobre el cabello.

5.5. ¿Tiene mal pronóstico?

Más allá de la intensidad que llegué a alcanzar, la caída del cabello como consecuencia del efluvio telógeno no provoca un daño irreversible en la raíz del pelo (folículos pilosos), por lo que tras 6-12 meses de haber suspendido la causa tiene lugar una recuperación espontánea. Un signo de buen pronóstico que indica la repoblación del cabello es observar pelos cortos y finos en el borde del cuero cabelludo.

5.6. ¿Puede el efluvio telógeno convertirse en una enfermedad crónica?

El efluvio telógeno crónico tiene las mismas características que el agudo, a excepción de que su instauración es mucho más lenta y mantenida en el tiempo. La cronicidad de la caída del cabello se debe a que la causa sigue actuando, ya sea porque ésta no llega a identificarse o porque se trate de condiciones de difícil curación que supongan un estrés continuo (cáncer, cuadros depresivos o de ansiedad, trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia). Además, la propia preocupación del paciente por la caída crónica del pelo puede perpetuar el efluvio.

6. PSEUDOEFLUVIO

6.1. ¿Qué significa pseudoefluvio?

Ocasionalmente, algunos pacientes que buscan asesoramiento para la caída del cabello no están necesariamente perdiendo una cantidad anormal de pelo. Ante la falta de pruebas convincentes que objetiven una verdadera caída patológica del cabello, se debe considerar la posibilidad de un pseudoeffuvium. En estos casos, es necesario valorar la existencia de un trastorno psicológico subyacente, que puede oscilar desde “una leve fobia a la alopecia”, común en relación con estados depresivos o ansiosos, hasta graves trastornos ilusorios o dismorfofóbicos corporales.

7. EFLUVIO ANÁGENO

7.1. ¿Por qué se produce efluvio anágeno?

El factor causal ataca a aquellas partes del cabello que inducen su desarrollo, es decir, ataca a los cabellos que están en fase de crecimiento activo o anagen, de tal forma que detienen bruscamente su crecimiento y caen.

7.2. ¿Qué causas pueden provocarlo?

Las causas que originan un efluvio anágeno son muy variadas y se solapan en gran parte con aquellas que producen efluvio telógeno: enfermedades genéticas hereditarias, defectos en la producción de hormonas, carencias nutricionales, radiaciones ionizantes, etc. Si bien es cierto, los fármacos anticancerosos (citostáticos y quimioterápicos) son uno de los factores más íntimamente relacionados con la producción de este efecto adverso.

7.3. ¿Cómo se manifiesta?

Al detenerse el crecimiento de los pelos en anagen, que suponen el 90% del cabello, se produce una caída de pelo masiva y brusca, que suele iniciarse en las 2 primeras semanas del contacto con el fármaco causal y quedar totalmente establecida en muy poco tiempo. El aspecto de la alopecia una vez instaurada es el de una pérdida difusa y casi total del cabello, quedando en la cabeza sólo los pelos que estaban en fase de telogen, es decir, un 10% del total (fig. 2).

7.4. ¿Cómo se trata?

Igual que ocurre con los casos de efluvio telógeno, el mejor tratamiento que existe para los pacientes que sufren efluvio anágeno es determinar y eliminar, en la medida de lo posible, el factor causal que lo está provocando. Tranquilizar al paciente explicándole la reversibilidad del proceso y esperar a que finalice la quimioterapia puede ser en algunas ocasiones la única solución factible. No obstante, algunos expertos recomiendan la aplicación de minoxidil para acelerar el proceso de renovación del cabello.

7.5. ¿Tiene mal pronóstico?

Aparte de la aparente gravedad que puede suscitar una pérdida tan súbita y drástica de pelo, el efluvio anágeno es un tipo de alopecia transitoria en el que la mayoría de los pacientes recuperan la práctica totalidad del cabello. Entre 1 y 4 meses de la suspensión de la causa, se recupera la función de los folículos pilosos y comienzan los nuevos ciclos de crecimiento. Solo en casos excepcionales puede quedar una alopecia permanente.

8. Véase también

  • Cáncer de piel 
  • Ciclosporina
  • Exéresis, Biopsia, Punch, Cirugía micrográfica de Mohs, Electrocirugía
  • Minoxidil

Similares

Wikidermas Relacionadas