Estética

¿Por qué se debe realizar una ecografía antes de hacer un relleno estético?

Redacción FPS
Comunicación
0
Míercoles 30 de Diciembre del 2020

La ecografía es una herramienta fundamental para el tratamiento y control de los pacientes que desean someterse a un relleno o a una operación estética. Permite identificar variantes personales de la anatomía del paciente que pudieran dificultar el procedimiento y reconocer los rellenos previos, evitando interacciones entre ellos o reacciones inmunológicas a los mismos.

 

“En España, más de un tercio de la población mayor de 26 años requiere servicios de dermatología estética”, explica el Dr. Fernando Alfageme.

 

Cabe destacar que el relleno más demandado es el basado en ácido hialurónico más o menos reticulado y denso, en función de la localización que se desea tratar.

Una ecografía es una herramienta médica que permite visualizar los órganos internos del cuerpo humano a través de ondas de ultrasonido. Se compone de un transductor que, mediante el contacto directo con la piel del paciente, envía ultrasonidos que chocan con algún órgano y recoge las ondas que se producen. Estas ondas de alta frecuencia son las que hacen posible que se generen imágenes que son recogidas en un monitor.

La utilización de la ecografía estética ayuda al profesional sanitario a valorar la grasa localizada en ciertas zonas. Permite medir y delimitar el grosor de la grasa antes y después del tratamiento, lo que permite asegurar el resultado del tratamiento.

 

“Gracias a una ecografía, los profesionales sanitarios podemos objetivar si el problema estético requiere de un relleno y su posicionamiento en el cuerpo, para un resultado óptimo”, señala el Dr. Alfageme.

 

De esta manera, se ofrece un tratamiento individualizado y personalizado a las necesidades específicas de las personas que quieren someterse a un tratamiento dermatológico.

La ecografía también se utiliza para conocer, de primera mano, qué sustancias ya están en el cuerpo y cara del paciente. Muchas personas que se han sometido a rellenos previos no recuerdan qué material o sustancia le infiltraron. Con una ecografía, el dermatólogo puede identificar el tipo de producto y valorar cuál introducir en próximos tratamientos.

 

“La ecografía previa y durante el proceso evolutivo de la integración de este con el tejido del paciente es una buena práctica que en breve será exigible a todos los profesionales que realicen este tipo de procedimientos”, sostiene el Dr. Alfageme.

 

Las complicaciones derivadas de someter a un paciente a un relleno estético sin haber realizado previamente ecografías estéticas son considerables. El Dr. Alfageme asegura que “la interacción entre los distintos materiales, ya sea física o inmunológica, puede generar serios problemas de índole inflamatoria o vascular que pueden llevar a complicaciones”.

Entre las alteraciones que pueden aparecer destacan los edemas persistentes secundarios, la comprensión de venas faciales o la inflamación periódica, consecuencia de la interacción anómala entre el sistema inmune del paciente ya sensibilizado a rellenos y la inoculación de una nueva sustancia.

Noticias Relacionadas