Mi Enfermedad

Problemas dermatológicos en el párpado, ¿qué se puede hacer?

Redacción FPS
Comunicación
0
Míercoles 15 de Enero del 2020

Los párpados son una de las zonas más delicadas del rostro. Su piel es extremadamente fina y sensible y se sitúa como la más delgada del organismo.

Esta parte del cuerpo puede presentar diferentes enfermedades dérmicas entre las que se encuentran patologías inflamatorias, tumorales y lesiones quísticas.

Uno de los principales problemas dermatológicos que aparecen en los párpados es el eczema, una dermatitis de contacto alérgica.

El eczema en esta zona puede tener una causa tanto endógena -debido a una dermatitis atópica- o causado por una dermatitis alérgica de contacto.

El primero de los casos es habitual en pacientes con dermatitis atópica, cuya principal causa es una predisposición genética, mientras que el segundo es debido a la exposición a sustancias que el paciente toca sin querer y al llevarse la mano a los ojos, los párpados se ven afectados. “Los cosméticos de uñas, pinturas y lacas, son algunos de los sensibilizantes más importantes de los eczemas de los párpados”, apunta el doctor Pedro Redondo, dermatólogo miembro de la AEDV y coordinador junto con el Dr. Francisco Javier Vázquez Doval, del curso GECIDERM, dirigido a residentes en dermatología.

La dermatitis es una de las afecciones más importantes de los párpados que conlleva otros problemas inflamatorios como el eritema heliotropo. Éste aparece en el contexto de algunas enfermedades del tejido conectivo como la dermatomiositis. Un eritema en heliotropo conlleva párpados enrojecidos, un poco inflamados y descamativos.

Ante una dermatitis de contacto, lo ideal es evitar el roce con esas sustancias, pero a veces es difícil prevenirlo y los dermatólogos optan por la aplicación de medicamentos de uso tópico, concretamente corticosteroides tópicos suaves para no dañar la piel de los párpados. También inhibidores de la calcineurina y, en general, hidratantes de los párpados.

Este pliegue cutáneo también puede presentar problemas tumorales que normalmente se asientan en el párpado inferior. En este sentido, el más importante que aparece en esta zona es el carcinoma basocelular, un tumor maligno localmente que se trata con cirugía. “Los tratamientos destructivos de los tumores en los párpados generalmente no están indicados y se optan por soluciones quirúrgicas. El párpado es una zona de riesgo y cualquier otro tratamiento que no sea la cirugía y que no conlleve un estudio histológico, no confirma que el tumor ha sido erradicado por completo” añade el doctor.

Las tres cirugías más habituales para tratar, prácticamente, la totalidad de los tumores del párpado son la extirpación en forma de bloque, la cantolisis lateral y el colgajo de Tripier. El Dr. Redondo puntualiza que “estas técnicas permiten eliminar en la mayoría de los casos, el 100% de los tumores del párpado inferior”.

Por último, además de la patología inflamatoria y tumoral, también se localizan las lesiones quísticas, entre las que se encuentran los orzuelos, los chalacium o pequeños tumores benignos de aspectos quísticos que aparecen en los párpados. Estos quistes son bastante habituales y muchas veces consisten en glándulas sudoríparas.

El primer paso para tratar cualquier de estas patologías es acudir a un especialista que se encargará de realizar el diagnóstico y tratamiento correspondiente. Así, el dermatólogo es el médico que cuenta con el conocimiento científico de la piel que permitirá identificar de forma temprana la afección y ofrecer soluciones innovadoras para su solución.

A lo largo de dos días (este año el próximo viernes 17 y sábado 18 de enero), se imparte GECIDERM, un curso formativo dirigido a residentes de segundo año en dermatología, organizado por la Fundación Piel Sana de la AEDV y patrocinado por Cantabria Labs. El objetivo de este curso es formar a los futuros dermatólogos en el manejo de la cirugía para ofrecer un enfoque mínimamente invasivo, gracias al empleo de técnicas quirúrgicas avanzadas. 

Noticias Relacionadas