Pelo

Hagamos un repaso a los tratamiento para la alopecia androgénica

Redacción FPS
Comunicación
0
Viernes 17 de Julio del 2020

La alopecia es un problema médico que consiste en la pérdida de densidad capilar. Hoy en día se conoce la existencia de más de 100 tipos distintos de alopecia, originados por distintas causas: hormonal, genética, autoinmune, por toma de fármacos, alimentación, estrés e, incluso, enfermedades internas y cutáneas.

De todas ellas, la alopecia androgénica, también conocida como calvicie común, es una de las más frecuentes, pudiendo llegar a afectar hasta a un 45% de los hombres y casi un 10% de las mujeres.

El experto en tricología y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el Dr. Sergio Vañó, explica que “el motivo de que la alopecia androgénica sea más frecuente en los varones se debe a que está producida por los andrógenos, un tipo de hormonas masculinas que producen el afinamiento del pelo. También la herencia es uno de los factores que pueden producir este tipo de alopecia”.

Pese a que, actualmente, no existen todavía tratamientos que curen de forma definitiva la alopecia androgénica, sí que disponemos de terapias médicas muy efectivas que, utilizadas de manera anticipada, pueden frenar el avance de la alopecia e incluso, mejorarla.

En lo que a cuidados estéticos se refiere, lo más novedoso en productos capilares son los de aplicación tópica, como sérums, que hidratan la cutícula mejorando el aspecto cosmético del cabello y que además lo protegen de agresiones químicas causadas por el uso de tintes, entre otras cosas. También las térmicas, derivadas del uso de secadores y planchas. Del mismo modo, las microfibras capilares de queratina están resultando ser muy efectivas para camuflar las zonas de alopecia más evidentes.

Por otro lado, de entre las principales novedades en terapias desarrolladas por profesionales, el Dr. Vañó apunta que, para el tratamiento específico de la alopecia androgénica, “el más destacado es el empleo de fármacos antidrógenos como dutasterida o finasterida por vía oral, así como el minoxidil tópico u oral – especialmente efectivo para el tratamiento de la alopecia androgénica femenina –”.

El experto también recalca que “las más demandadas son las terapias inyectadas en el cuero cabelludo, como el plasma rico en plaquetas con factores de crecimiento o las microinyecciones de dutasterida”, que tienen como objetivo aumentar la densidad capilar consiguiendo, a su vez, mejorar la calidad del pelo ya existente.

No obstante, los pacientes pueden optar también por el trasplante capilar, que tiene la ventaja de ser una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que, aunque no frena el proceso de pérdida o caída, sí que consigue recuperar notoriamente la densidad capilar en las zonas en las que se estaba perdiendo, de una manera muy natural.

Si bien, tanto hombres como mujeres pueden beneficiarse de todas estas técnicas con muy buenos resultados, los expertos insisten en la importancia de realizar un diagnóstico correcto antes de poner en marcha ningún tratamiento, dado que esta es la clave para poder seleccionar la terapia más adecuada en función del tipo de alopecia que se padezca.

Noticias Relacionadas