Piel Sana

El reposo de la piel

Miguel Aizpún Ponzán
Dermatólogo
207
Martes 21 de Diciembre del 2021

Acaba un año que ha sido especialmente inestable para la piel. Y ahora, el órgano más extenso de nuestro cuerpo anda necesitado de reposo, precisamente en el momento menos propicio. Porque la cercanía de las celebraciones navideñas y la amenaza de una nueva oleada de contagios por coronavirus constituyen sendos incentivos, mucho más para los nocivos excesos y la zozobra que para el equilibrio y la tranquilidad.

Las ya inminentes Navidades van a celebrarse entre el miedo al contagio y la ansiedad por recuperar y disfrutar lo arrebatado por la brusca irrupción del virus en nuestras vidas. El equilibrio será muy difícil, pero debemos esforzarnos por anteponer el cuidado de nuestra salud a nuestros deseos de esparcimiento, por muy legítimos que estos fueren o nos parezcan.

Hay que evitar las aglomeraciones y los excesos en la alimentación y no abusar del alcohol y el tabaco. También es necesario preservar los hábitos saludables, como el ejercicio físico y las horas de sueño y no descuidar la higiene y la hidratación. Además de, por supuesto, ser rigurosos en la adopción de las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias para protegernos de ser contagiados por el coronavirus.

 Debemos aceptar que nuestra existencia ha cambiado y que actuar como si nada hubiera pasado es irresponsable y hasta suicida. La vida nos ha reservado muchas cosas para seguir disfrutando y debemos aprovecharlas.  Deseo que estas Navidades, aunque diferentes, sean muy felices para todos.

Noticias Relacionadas