Piel Sana

Qué es una piel bella

Miguel Aizpún Ponzán
Dermatólogo
207
Martes 17 de Marzo del 2020

Algunos piensan que la preocupación estética constituye una tarea exclusiva de los artistas.

Es una visión muy pobre (además de equivocada) porque la búsqueda de la belleza anida en lo más profundo del ser humano.

Otra cosa es la visión particular que cada cual sostenga sobre lo que es hermoso o feo, ya que, según afirma la sabiduría popular, para gustos están los colores.

Sin embargo, en el ámbito de la piel, hay algunas verdades que no debieran discutirse.

La primera es que, para ser bella, la piel debe asegurar, previamente, un estado sano.

Y esa garantía de sanidad únicamente puede ofrecerla el dermatólogo, que es el especialista que ha sido formado específicamente para ello.

Por tanto, carece de todo fundamento la pretensión, por parte de algunos llamados esteticistas, de propagar que los dermatólogos no se preocupan de la belleza de la piel.

La estética es un derecho de la piel, como lo es del propio ser humano.

Por eso la dermatología estética es una disciplina muy importante, pese a los intentos interesados de banalizarla, para facilitar el acceso a ella de personas sin la debida cualificación científica.

En este ámbito, belleza y salud son dos términos inseparables y demasiado importantes para dejarlos en manos de negociantes aficionados.

Cada vez más, la estética de la piel va ganando adeptos entre el sexo masculino, porque la belleza también es cosa de hombres.

Sobre todo, en una sociedad que practica, más que nunca, el culto a la imagen.

Esta ampliación abre nuevos campos para una investigación orientada hacia la auténtica belleza, que debe ser liderada por el dermatólogo, como especialista en el cuidado de la piel.

Noticias Relacionadas