Prevención

Cuidados especiales para la piel

Miguel Aizpún Ponzán
Dermatólogo
207
Viernes 25 de Septiembre del 2020

Ya hemos advertido que el obsesivo protagonismo del Covid-19 conlleva el riesgo de hacernos olvidar la necesaria atención a otras patologías, entre ellas las dermatológicas.

Pero lo cierto es que, en esta situación, la piel no sólo necesita de los cuidados habituales, sino que a estos deben añadirse otros especiales, debido a las repercusiones negativas de la pandemia sobre el órgano más extenso del cuerpo humano.

Estas agresiones vienen motivadas, tanto por las nuevas condiciones de vida impuestas por la pandemia, como por otras manifestaciones específicas, que han sido puestas de relieve en el estudio coordinado por los doctores Cristina Galván, Alba Catalá y Gregorio Carretero, y en el que han participado más de un centenar de dermatólogos.

En el primero de estos ámbitos, el prolongado confinamiento acarrea un déficit de la vitamina D, mientras que la prolongada exposición a la luz azul de ordenadores, tablets y otros dispositivos electrónicos viene a debilitar los pigmentos de la piel, acelerando su envejecimiento e incentivando la aparición de manchas y arrugas.

Paralelamente, se ha constatado que la exposición solar tras el confinamiento, sin tomar precauciones para minimizar el efecto del contraste entre interior y exterior, ha supuesto un incremento notable de lesiones en la piel, básicamente quemaduras.

Una mención especial merece el impacto del estrés, agudizado por la reclusión, con un exceso de cortisol que provoca en la piel rojeces, escamas y sequedad.

Por su parte, en el estudio arriba mencionado se han detectado diversas manifestaciones dermatológicas ligadas al coronavirus, entre las que se han concretado erupciones similares a sabañones, sobre todo en plantas de pies y manos; erupciones vesiculares; lesiones urticariformes; erupciones máculo-papulosas y necrosis.

Todo ello demuestra que el impacto de la COVID-19 en la piel es importante y justifica la ampliación de cuidados exigidos, en estos tiempos de pandemia, por el órgano más extenso del cuerpo humano.

Noticias Relacionadas