Prevención

Exposoma | La memoria de la piel

Miguel Aizpún Ponzán
Dermatólogo
207
Martes 26 de Noviembre del 2019

La profundización en el conocimiento del genoma humano ha posibilitado la identificación, y diagnóstico de enfermedades, además de grandes mejoras en su tratamiento y la apertura de un amplio y apasionante campo de investigación. Sin embargo, no todo es genética y, en el ámbito de la salud humana, intervienen otros muchos factores que la condicionan, a veces de modo decisivo.

En 2005, el epidemiólogo Christopher P. Wild, director de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, dio carta de naturaleza al término:

Exposoma, que engloba los numerosos factores de exposición que van llenando la vida de una persona, desde su nacimiento hasta la muerte.

Este concepto viene a trasladar al ámbito de la salud aquel popular axioma filosófico acuñado por Ortega y Gasset: “El hombre es el hombre y sus circunstancias”.

Los dermatólogos sabemos bien de la importancia de los factores ambientales y también que la piel guarda memoria exacta de los impactos negativos de los que ha sido víctima.

No es suficiente heredar una piel genéticamente perfecta; es necesario cuidarla y preservarla de los elementos que puedan perjudicar su salud. Por eso es tan importante el papel de un especialista cualificado, en este caso el dermatólogo, para prevenir, diagnosticar y tratar las afecciones sobre el órgano más extenso del cuerpo humano.

El exposoma de la piel incluye impactos de gran alcance, como la radiación solar, cuyos efectos negativos se han reducido en gran parte gracias a las efectivas campañas de sensibilización y concienciación social, en las que la Academia Española de Dermatología y Venereología ha jugado un papel decisivo.

Otros factores externos destacados son la contaminación, la temperatura o el uso inadecuado de cosméticos. También influyen notablemente hábitos como la alimentación y el tabaquismo, así como situaciones tales como el estrés o la falta continuada de sueño. La piel irá reflejando fielmente, como un espejo, todos estos impactos. Y recuerde que le pasará la correspondiente factura.

Noticias Relacionadas