Patologias

Onicomicosis

1. Onicomicosis

Carmen María Alcántara Reifs, Ana Rodríguez Martín, Sofía de la Corte Sánchez, Antonio Vélez García-Nieto. Hospital Universitario Reina Sofía, Córdoba.

2. ¿Qué es la onicomicosis?

La onicomicosis es la infección de la uña por hongos. Es una enfermedad frecuente, cuya prevalencia ha aumentado en los últimos años, que se considera responsable de hasta un 10 % de las alteraciones ungueales en el ser humano. En la mayoría de los casos están producidas por hongos que pueden afectar también a la piel y el cabello, denominados dermatofitos, y en menos ocasiones se deben a levaduras (Candida) u hongos filamentosos no dermatofitos (mohos). La onicomicosis por dermatofitos se denomina también tiña ungueal.

3. ¿A quién afecta y cuáles son las causas?

Afecta sobre todo a las uñas de los pies y es más frecuente en varones adultos y en personas que usan calzado cerrado. Los dermatofitos pueden proceder del suelo (dermatofitos geofílicos), del hombre (dermatofitos antropofílicos) o de los animales (dermatofitos zoofílicos). Estos organismos acostumbran a crecer en ambientes húmedos y cálidos. Un ambiente ideal son las piscinas, duchas y vestuarios de instalaciones deportivas o recreativas, donde a través de un suelo húmedo se puede adquirir la infección por hongos tanto en el pie (tiña del pie o pie de atleta) como en las uñas (tiña ungueal).

4. ¿Cómo se manifiesta?

Se manifiesta en forma de onicodistrofia (alteración del aspecto normal) de una o más uñas. Es muy habitual la afectación de varias uñas de forma progresiva. Clínicamente puede existir también onicolisis (separación de la uña del lecho ungueal), hiperqueratosis subungueal (engrosamiento de la uña por descamación subungueal) y discromía (cambio de color de la uña desde amarillento o verdoso hasta marrón o negro).

5. ¿Cómo se clasifica?

En función de la vía por la que ha penetrado el hongo, las onicomicosis se clasifican en cuatro formas clínicas:

  • Onicomicosis subungueal distal, que es la forma más habitual, en la que la invasión se produce por el espacio subungueal distal (extremo de la uña) produciendo una hiperqueratosis subungueal y despegamiento de la lámina del lecho, que se torna blanca o blancoamarillenta.
  • Onicomicosis blanca superficial, donde la superficie de la placa ungueal es el punto inicial de la infección. Es la única forma frecuente en niños.
  • Onicomicosis subungueal proximal, con invasión directa bajo el pliegue ungueal (nacimiento de la uña). Es una forma muy rara, y actualmente se considera signo de inmunodeficiencia.
  • Onicomicosis distrófica total, es el estado final al que pueden llegar las tres formas precedentes, en el que la lámina ungueal se destruye por completo.

6. ¿Qué es la paroniquia?

La paroniquia es la micosis más frecuente de las manos. Consiste en la inflamación crónica de los pliegues que rodean a la uña, que en ocasiones pueden aparecer purulentos y dolorosos. Casi siempre está producida por Candida albicans. Esta infección es más frecuente en mujeres que manipulan agua y alimentos, debido a que el ambiente húmedo propicia la proliferación de estas levaduras.

7. ¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El diagnóstico de una onicomicosis suele requerir la demostración de la presencia del hongo mediante estudios micológicos. Para ello, hace falta coger una muestra suficiente de la uña, preferentemente escamas subungueales. La observación directa de las escamas al microscopio óptico con KOH es útil para hacer un diagnóstico inmediato de onicomicosis, así como poder distinguir entre dermatofitos y levaduras, pero no nos permite identificar cuál es el agente causante exacto. Éste se obtiene mediante la realizaciónde cultivos en medios adecuados. Si hay crecimiento, el estudio del aspecto macroscópico y microscópico de la colonia nos permitirá la identificación del hongo y conocer la especie causante de la infección.

8. ¿Cuál es el tratamiento?

Los objetivos del tratamiento son la curación de la infección y la recuperación clínica de la uña. Dado que la uña tiene un crecimiento lento, ésta tardará muchos meses en recuperar su aspecto normal.
Cuando hay una afectación distal de una o pocas uñas se puede optar por un tratamiento tópico a base de lacas que contienen fármacos antimicóticos. Se puede optar también por la avulsión química (con cremas queratolíticas) o quirúrgica de la uña infectada. Cuando la afectación de la uña es lateral y/o proximal, o tenemos más de una uña afecta, el tratamiento de elección son los antifúngicos orales (normalmente asociados a preparados tópicos). Las pautas varían según el fármaco utilizado, pero en general se requieren entre 4 a 6 meses.  El tratamiento debe ser siempre supervisado por un médico, ya que son fármacos que pueden presentar interacciones con otros, o producir alteraciones en el hígado. Las recaídas tras el tratamiento son frecuentes y pueden ser debidas a una reinfección o a una erradicación incompleta del hongo original.

9. ¿Cómo prevenir las onicomicosis?

Para prevenir las onicomicosis, hace falta aplicar medidas colectivas e individuales. Las medidas colectivas incluyen evitar el estancamiento de agua en las duchas comunitarias, evitar las láminas de madera en el suelo de las duchas, y lavar y desinfectar adecuadamente y a diario el suelo de las duchas. En cuanto a las medidas individuales, es necesario tratar el pie de atleta recurrente a la mayor brevedad posible para evitar la infección secundaria de las uñas. Los individuos propensos al pie de atleta deben tener una buena higiene de sus pies y tener especial cuidado en el secado de los mismos tras la ducha. Se pueden utilizar de forma profiláctica, antimicóticos en polvo o en crema para prevenir el pie de atleta recurrente.

10. Véase también

  • Antifúngicos sistémicos
  • Onicodistrofia

Similares

Wikidermas Relacionadas