Patologias

Pitiriasis alba y eczema numular

Pitiriasis alba

¿Qué es la pitiriasis alba?

La pitiriasis alba (también conocida como pitiriasis simple, dartros volante, impétigo seco o furfuráceo) es una condición benigna de la piel común en la infancia, y su importancia radica en que es un motivo de consulta frecuente debido a su curso crónico, tendencia a reaparecer y su impacto estético.

¿Cómo se manifiesta?

Las lesiones se localizan en áreas expuestas al sol, predominantemente en cara y en regiones externas de extremidades superiores. Frecuentemente se inicia como placas rosadas, con un borde elevado, que en varias semanas se desvanece dejando una mancha pálida cubierta por una descamación superficial. Posteriormente progresa a máculas hipopigmentadas de bordes difusos, de tamaño variable. Aunque puede haber ligero prurito en general las lesiones son asintomáticas.

¿Cómo se diagnostica? 

El diagnóstico es clínico, no siendo necesaria ninguna exploración complementaria, ya que es muy fácil de reconocer para el dermatólogo.

¿Es importante la pitiriasis alba?

A pesar de ser una alteración benigna, puede ser motivo de preocupación común en los padres, debido a que la mayoría de las lesiones se localizan en la cara, y a que con frecuencia se asocia erróneamente a falta de vitaminas, anemia o infecciones por hongos.

¿Por qué se produce la pitiriasis alba?

En los países desarrollados se considera que la pitiriasis alba es una manifestación de la dermatitis atópica. La exposición al sol, los baños en piscinas o el contacto con jabones es un factor precipitante bien conocido pues al broncearse la piel sana aumenta el contraste con las placas de pitiriasis alba, que no se broncean. Se supone que en estas lesiones existe un exceso de flora microbiana normal sin evidencia clínica de infección, que podría actuar induciendo descamación fina que impediría la pigmentación causada por exposición solar.

¿Cómo se trata? 

Es fundamental explicar al paciente que la enfermedad es benigna y autolimitada, ya que hasta ahora, ninguna terapia es completamente exitosa. En general no se recomienda ningún tratamiento específico, puesto que el proceso es benigno y se resuelve por sí sólo; puede ser útil la aplicación diaria de una crema hidratante y el empleo de una crema de protección solar por las mañanas.

¿Llega a desaparecer la pitiriasis alba? 

Las lesiones pueden persistir por meses o años o bien ser recurrentes hasta la pubertad, edad en la cual se incrementa la secreción sebácea solucionándose el problema, pudiendo prolongarse en los pacientes atópicos. Por otro lado, las lesiones pueden ser más visibles en el verano, cuando la piel circundante está bronceada.

Eczema numular

¿Qué es el eczema numular?

También llamado eczema microbiano o eczema discoide. Es una dermatitis inflamatoria crónica muy pruriginosa que se manifiesta mediante placas eczematosas y liquenificadas, en forma de moneda de diferente tamaño y de evolución crónica y recidivante. Afecta a ambos sexos por igual aunque es más frecuente en varones, niños o adultos. Además, su incidencia es mayor en climas fríos.

¿Cómo se manifiesta?

El comienzo suele ser gradual, sin un precipitante claro, y no suelen existir antecedentes de eczema. Primero aparecen pápulas y pápulo-vesículas que se agrupan formando placas de bordes bien definidos, con forma de moneda (de ahí su nombre). En ocasiones son exudativas y terminan formando costras. El número de lesiones es variado, aunque en general las lesiones aparecen de forma aislada en extremidades, dorso de manos y tronco, en ocasiones pueden llegar a ser numerosas, distribuyéndose de forma bilateral y simétrica. La infección secundaria originada por el rascado intenso de las lesiones puede producir una lesión costrosa amarillenta superpuesta a la placa eczematosa.

¿Por qué se produce el eczema numular? 

Se desconoce, posiblemente sea de causa multifactorial. La idea tradicional de que el eczema numular tiene un origen microbiano, es decir, es secundario a una colonización bacteriana, o a una diseminación hematógena de toxinas bacterianas, no se ha corroborado. Otros lo relacionan con la dermatitis atópica atópia y el eczema de contacto tanto alérgico como irritativo.

¿Cómo se diagnostica?

Suele ser suficiente con la exploración física por parte de un dermatólogo. Cuando se sospeche que el paciente pueda tener algún tipo de alergia o ante la falta de respuesta al tratamiento, es interesante la realización de pruebas epicutáneas. Cuando el diagnóstico genere dudas, puede requerirse una biopsia de piel para descartar otras afecciones similares.

¿Cómo se trata?

En lesiones incipientes o poco extensas puede ser suficiente con la utilización de corticoides tópicos de potencia media-alta, tacrolimus o pimecrolimus tópicos y antihistamínicos orales, además de la hidratación de la piel mediante cremas emolientes. En caso de que exista una infección secundaria, está indicado añadir un antibiótico tópico al tratamiento. Los casos más extensos pueden requerir una tanda de corticoterapia oral o incluso fototerapia en casos más crónicos.

¿Evolución?

Con un tratamiento adecuado, el eczema numular puede llegar a resolverse por completo, las lesiones suelen dejar una hipo o hiperpigmentación residual, es decir manchas blancas o más oscuras que la piel sana. Es importante saber que la recurrencia y cronicidad son frecuentes, y generalmente aparecen las lesiones en las mismas áreas repetidamente. Por ello el paciente debe reconocer y evitar ciertos factores que pueden actuar como desencadenantes como: la lana, la sequedad cutánea, irritantes ambientales, el estrés, los perfumes, detergentes fuertes, suavizantes.

Véase también

  • Antibióticos tópicos
  • Corticoides tópicos
  • Dermatitis atópica
  • Exéresis, Biopsia, Punch, Cirugía micrográfica de Mohs, Electrocirugía
  • Fotoprotección: Protección solar oral, protección solar tópica
  • Fototerapia. Quemaduras solares
  • Inhibidores de la calcineurina: Tacrolimus y pimecrolimus

Similares

Wikidermas Relacionadas