Tecnicas

Pruebas epicutáneas, Test del fotoparche y Prick test

1. ¿Qué son y para qué se utilizan?

1.1. Pruebas epicutáneas

Son unas pruebas que se utilizan en el diagnóstico de la dermatitis de contacto. Consisten en la colocación sobre la piel del paciente de sustancias, de las que se sospecha que pueda ser alérgico, a través de unos parches de papel.

1.2. Test del fotoparche

Test diagnóstico en las dermatitis de contacto fotoalérgicas. Se basa en la colocación de unos sets de fotoalergenos (sustancias que en contacto con la piel y tras la exposición solar generan una reacción eccematosa en la zona fotoexpuesta) en la espalda del paciente.

1.3. Prick test

Test realizado en el diagnóstico de enfermedades alérgicas mediadas por IgE. Se lleva a cabo en la cara anterior del antebrazo, donde se ponen en contacto con la piel sana sustancias que sospechamos pueden producir una reacción alérgica.

2. ¿Cómo se realizan?

2.1. Pruebas epicutáneas

Para llevar a cabo las pruebas, la piel ha de estar limpia, libre de dermatitis y ha de evitarse la radiación solar y el uso de corticoides potentes durante las semanas previas. Se colocan en la espalda del paciente unos parches de papel que contienen una batería de alergenos estandarizada (una vez colocados los parches, ha de evitarse la ducha, el ejercicio y la humedad). Lo más frecuente es que la zona se cubra y el paciente mantenga la zona ocluida durante unos días. Pasadas 48 horas, se realiza una primera lectura por una persona experta en identificar las reacciones generadas. Se mantienen los parches, y dos días más tarde el médico vuelve a valorar la zona de piel expuesta (esto es importante para diferenciar las reacciones alérgicas de las irritativas).Puede realizarse una tercera lectura el día 6 o 7 para detectar reacciones tardías.

2.2. Test del fotoparche

Se aplican sobre la piel limpia dos paneles de fotoalergenos en regiones simétricas. Un día más tarde, se retiran y uno de los lados es irradiado con luz UVA a una dosis fija. Tras 24-48 horas se descubre la zona y se comparan la piel irradiada con la que no lo ha sido para identificar si existe una fotoalergia (el lado que ha recibido luz UVA será positivo y en el otro no habrá ninguna reacción), una dermatitis de contacto (reacción en ambos lados), una dermatitis de contacto fotoagravada (ambas positivas pero mayor irritación en la zona irradiada) o ninguna de ellas. Si existe alguna duda se puede llevar a cabo una tercera lectura el día 7.

2.3. Prick test

Se limpia la parte anterior del antebrazo con una solución alcohólica al 70% y colocan unas gotas de una solución, que contiene los alergenos que queremos estudiar, separadas entre sí unos dos centímetros. Cada una de las gotas se atraviesa con una lanceta de metal, pinchando ligeramente la piel. Siempre han de aplicarse dos sustancias control, una que ha de resultar negativa y otra positiva (histamina) para demostrar que la prueba está bien hecha. Tras unos 30 minutos, podemos realizar la lectura. Se considerará positivo cuando se forme un habón de igual o mayor tamaño que el control positivo. La presencia de una prueba positiva sin clínica, no indica alergia, tan solo sensibilización (presencia de anticuerpos de tipo IgE contra esa sustancia). Para su realización el paciente no puede haber ingerido antihistamínicos los días previos.

3. ¿Qué voy a notar?

En cualquiera de las tres pruebas anteriores, puede notar alguna molestia durante su realización. Lo más frecuente es el picor en la zona de aplicación de las sustancias a estudiar.

4. ¿Puede haber complicaciones?

4.1. Pruebas epicutáneas y test del fotoparche

En un bajo porcentaje de casos puede producirse sensibilización a una de las sustancias estudiadas (aparecería una reacción a los 10 o 20 días de su realización), hiperpigmentación, hipopigmentación, o reacciones irritativas. Otra complicación es el llamado “síndrome de la piel excitada”, que se produce cuando un alérgeno da lugar a una reacción muy positiva y esta da lugar a falsos positivos en otras sustancias que en condiciones normales no darían ninguna reacción.

4.2. Prick test

Aunque pueden producirse reacciones sistémicas en muy bajo porcentaje de pacientes (0,001%), está contraindicada su realización en pacientes con alto riesgo de reacción anafiláctica.

5. Véase también

  • Corticoides sistémicos
  • Corticoides tópicos
  • Dermatitis por contacto o eczema de contacto

Similares

Wikidermas Relacionadas