Patologias

Tratamiento de la hiperhidrosis con toxina botulínica

1. Tratamiento de la hiperhidrosis primaria palmar y axilar con toxina botulínica. Iontoforesis.

David Jiménez Gallo, Cristina Albarrán Planelles, Cintia Arjona Aguilera. Servicio de Dermatología, Hospital Universitario Puerta del Mar, Cádiz.

2. Tratamiento de la hiperhidrosis primaria palmar y axilar con toxina botulínica

2.1. ¿Qué es la hiperhidrosis primaria?

La hiperhidrosis primaria (HP) es una enfermedad de origen genético que se caracteriza por la secreción excesiva de sudor por las glándulas sudoríparas fundamentalmente de las palmas, plantas, axilas y región craneofacial. Comienza normalmente en la infancia o adolescencia, afecta al 0,6-1% de la población y es más frecuente en mujeres. Afecta de forma importante a la calidad de vida y a las actividades sociales o laborales. Su dermatólogo es el médico especialista que realizará el diagnóstico de HP y la diferenciará de otras causas secundarias.

2.2. ¿Qué opciones de tratamiento existen?

Existen diferentes tratamientos en función de la localización y respuesta terapéutica del paciente. Estos incluyen: Tratamientos tópicos con cloruro de aluminio, glutaraldehido, ácido tánico o formalina al 1%, toxina botulínica, iontoforesis, oxibutinina oral, clonidina oral, fármacos sedantes, glicopirrolato oral o tópico y cirugía con simpatectomía toracoscópica.

2.3. ¿Cómo es el tratamiento con toxina botulínica en la hiperhidrosis primaria palmar?

El tratamiento con toxina botulínica de la palma de la mano requiere la anestesia previa de la misma para evitar las molestias o dolor que pueda ocasionar. Procedimiento:

Anestesia de la palma de la mano: previamente se limpia la zona de la muñeca con antiséptico del tipo povidona yodada. Para la anestesia del nervio mediano se realiza de forma perpendicular la infiltración de 3-4 ml de mepivacaína al 2% a nivel del pliegue distal de flexión de la muñeca y entre los tendones flexores. Para la anestesia del nervio cubital se realiza de forma horizontal la infiltración de 3-4 ml de mepivacaína al 2% a nivel del “hoyuelo” que deja en el lado cubital la articulación del cúbito con el carpo. Si el paciente refiere parestesia al inicio de la infiltración retirar un poco la aguja e infiltrar porque se debe al contacto de la aguja con el nervio. De esta manera tendremos anestesiada prácticamente la palma de la mano entera y las molestias serán mínimas. Es normal que la mano pueda adquirir de forma transitoria una postura que se denomina en “garra cubital”. Ver distribución anatómica de la sensibilidad de la palma de la mano.

  1. Tratamiento con toxina botulínica: diluimos las 100 unidades de toxina botulínica (Botox®) en 4 ml de suero salino fisiológico (SSF), obteniéndose en cada jeringa de 0,5 ml 12,5 UI de toxina botulínica. Infiltramos en cada punto 0,1 ml o 2,5 UI.  Disminuiremos a la mitad la cantidad infiltrada en la eminencia tenar para evitar la disminución de fuerza de la pinza (Figura 4). Normalmente la distancia entre puntos es de 1 cm.

2.4. ¿Cómo es el tratamiento con toxina botulínica en la hiperhidrosis primaria axilar?

El tratamiento con toxina botulínica de las axilas no requiere anestesia previa de la misma porque suele ser una técnica bien tolerada. Procedimiento:

  1. Test de Minor (yodo-almidón): previamente se limpia la zona axilar con povidona yodada y posteriormente se aplica almidón. Estas dos sustancias con el sudor reaccionan químicamente y tiñen la piel de color violáceo en el área donde la sudoración es excesiva. En esta área se pintan puntos con una distancia aproximada entre ellos de 1 cm y en estos puntos se realiza la infiltración con toxina botulínica.
  2. Tratamiento con toxina botulínica: diluimos las 100 unidades de toxina botulínica (Botox®) en 4 ml de suero salino fisiológico (SSF), obteniéndose en cada jeringa de 0,5 ml 12,5 UI de toxina botulínica. Infiltramos en cada punto 0,1 ml o 2,5 UI.

2.5. ¿Cuáles son los efectos secundarios más frecuentes?

Normalmente es una técnica muy segura cuando se realiza por médicos especialistas. Los efectos secundarios más frecuentes son el dolor, molestias o sensación de calambre durante el proceso de anestesia y disminución de la fuerza en la pinza de los primeros dos dedos de la mano que no suele afectar a las actividades de la vida diaria y es transitorio.

2.6. ¿Puede llegar a desaparecer?

La respuesta terapéutica es normalmente muy buena pero es transitoria. Dura aproximadamente de 6 a 12 meses con necesidad de repetir de nuevo el tratamiento.

3. Iontoforesis

Es un tratamiento seguro y eficaz utilizado para la hiperhidrosis primaria leve-moderada palmo-plantar. Es un método no invasivo cuyo mecanismo de acción consiste en utilizar un dispositivo (Figura 5) para movilizar los iones de sodio de una solución acuosa mediante una corriente eléctrica que penetra en las glándulas sudoríparas. Esto origina un reposo temporal de las mismas al producir una alteración en la comunicación entre la transmisión nerviosa y la glándula sudorípara o alterar directamente el funcionamiento de la glándula. Se requieren de 3 a 5 sesiones por semana durante 4 semanas y posteriormente se disminuye a una  frecuencia de una vez por semana. Los resultados son dosis-dependientes y limitados en el tiempo. Se puede realizar con agua del grifo. Existen dispositivos de uso en el hogar. Efectos adversos infrecuentes pero que pueden aparecer son sequedad excesiva, irritación cutánea, eritema o ampollas que responden bien al tratamiento con hidrocortisona crema al 1%.

4. Véase también

  • Corticoides tópicos
  • Fármacos sistémicos como tratamiento de la hiperhidrosis
  • Hiperhidrosis

Similares

Wikidermas Relacionadas